Chess.com donará 1500 becas a la Fundación Kasparov

 

Después del éxito obtenido en la gira de capacitación por Latinoamérica, la Fundación Kasparov llega a España dispuesta a recorrer 13 ciudades en las cuales se prevé formar entre 1500 y 2000 profesionales de la educación.

A propósito de esto nos gustaría anunciar una ¡gran noticia!

Chess.com, se han sumado a este esfuerzo de capacitar y fomentar el ajedrez educativo, esfuerzo que comparten desde sus inicios tanto en Chess.com como en su portal especializado para niños (Chesskid.com) y es por este compromiso con el resultado del ajedrez educativo en las aulas, que van a realizar una donación de 1.500 cuentas Premium para todos los participantes de los seminarios de la Fundación en España. El objetivo de esta suma de esfuerzos, es que todos los participantes tengan todas las herramientas necesarias a su disposición y descubran las grandes posibilidades que tiene el ajedrez como herramienta educativa si se añade pasión y una buena base tecnológica para la formación.

¿En qué consisten las becas de Chess.com exactamente?

  1. Una cuenta Diamante (Premium) de 2 meses en Chess.com (valorada en 28€).
  2. Una cuenta Premium en Chesskid.com de 3 meses.

Para disfrutar de ella, tan solo tienes que inscribirte aquí y una vez inscrito, disfrutar de la beca aquí.

Cada uno de los participantes recibirá la beca mencionada y un soporte dedicado ante cualquier duda sobre la plataforma y sobre cómo sacar el mayor partido a las herramientas educativas que proporcionamos.

¡Ahora es tu turno! Si vives en España, no puedes perderte esta gran oportunidad.

¿Sabías qué la práctica del ajedrez Incrementa las capacidades cognitivas?

¿Sabías qué la práctica del ajedrez Incrementa las capacidades cognitivas?

 No se puede exagerar la importancia de pensar eficazmente. Pero pareciera que en la actualidad hay más razones por las que las habilidades del pensamiento son más decisivas que nunca. Hoy los cambios se suceden con muchísima rapidez y es necesario adaptarse a ellos, lo que nos exige una mayor capacidad de acomodarnos a nuevas circunstancias sin olvidar los conocimientos ya adquiridos.

La enseñanza del ajedrez por sí misma modifica positivamente el desempeño de los escolares, pues es un juego de suma cero, esto es, donde los participantes conocen las reglas, se comprometen a su cumplimiento y no hay “cartas escondidas”, los contrincantes conocen el estatus de una partida en todas las fases de su desarrollo. Por eso, el ajedrez ayuda al menor a distinguir rápida y eficientemente lo que Piaget llamaba los ”dos tipos básicos de moralidad”: la heterónoma, determinada por la autoridad de los padres como algo externo, y la autónoma, en la que la regla aparece al niño no ya como exterior e impuesta por los adultos, sino como el resultado de una libre decisión, y como digna de respeto en la medida en que es mutuamente aceptada.

Aprender, respetar y hacer respetar las reglas es ya un gran avance en la educación integral de los escolares. Así, el juego-ciencia logra un equilibrio en el aprendizaje y en la evolución propia de avanzar en el juego mismo, le permitirá al niño una mayor capacidad de abstracción, planificación e integración de ideas (relación entre piezas, estrategias) flexibilidad cognitiva y capacidad de deducción (lo que el contrario puede llegar a mover, y anticiparse a la acción).

En determinado momento las reglas pueden variar, y en el caso del ajedrez se estila jugar partidas de ping pong, come-todo y otras variantes pero el menor aprenderá que esa modificación de las reglas será por consentimiento mutuo.

El ajedrez resulta un instrumento incomparable para trabajar en lo que los maestros llaman “aprender a aprender”, desarrollando aptitudes y talento para el autoaprendizaje a partir del desarrollo de las siguientes habilidades:

-Control de la atención y la concentración (autodisciplina).

-Aplicación de un razonamiento lógico en combinación con la intuición y la imaginación.

-Discriminar la información seleccionando lo esencial y necesario para la solución de un problema.

-Organización y conocimiento del pensamiento propio para la solución de problemas (metacognición).

-Toma de decisiones en situaciones complejas y variables.

En síntesis, el ajedrez promueve excelentemente el logro de la independencia cognoscitiva, que se manifiesta en una adecuada representación del problema y en un proceso mental activo en la búsqueda de las soluciones y en su comprobación.

El ajedrez perfecciona las capacidades para resolver problemas, e influye en el desarrollo socioafectivo de quienes lo practican; desarrolla las habilidades lectoras, de lenguaje, matemáticas y memorísticas, y propicia un pensamiento creativo y original.

El ajedrez nos enseña a tomar decisiones más precisas y rápidas aun bajo presión. Es útil a mujeres y hombres de todas las edades y sin importar cualquier discapacidad niveles socioeconómicos, ya que es una actividad que cuesta muy poco desarrollar.

Por otro lado, hay informes científicos contundentes que muestran la beneficiosa relación entre el ajedrez y la prevención del deterioro cognitivo.

Con el paso de los años existe una tendencia a restringir nuestras actividades y a realizar generalmente los mismos caminos, a movernos en circuitos ya conocidos. En general, con la edad los desafíos son menores y se tratan de evitar los cambios y las personas se habitúan a diversas rutinas. Pero ello, pese a ser cómodo evita que nuestro cerebro se estimule cada vez menos y empieza a reducir su actividad.

La estimulación intelectual que supone la práctica del a ajedrez es un muy buen antídoto para estas situaciones. El ajedrez es un gran estimulador cerebral que colabora con la creación de nuevas conexiones neuronales,
Hay un estudio muy conocido realizado por la neuropsicóloga Isabel de la Fuente que consistía en que 120 personas, cuya edad oscilaba entre 55 y 87 años, aunque el 75% de ellas tenía entre 65 y 79 años se dividieran en dos grupos de 60 personas, casi todas principiantes en ajedrez, uno recibió clases de ajedrez de hora y media semanal durante un año, el otro asistió a otros cursos pero no de ajedrez, ambos pasaron pruebas psicotécnicas antes, durante y después de los cursos. Una de las conclusiones provisionales fue que en el grupo de nuevos ajedrecistas 65% vio aumentado su rendimiento cognitivo, en el otro no hubo mejoría.

Como el anterior, hay muchos más estudios que sostienen al ajedrez como un importante factor de prevención del deterioro cognitivo, pues obliga al análisis y el estudio racional de los problemas. Con ello se mejora la capacidad de memoria a corto plazo, la toma de decisiones y el discernimiento lógico ya que, como vimos, es necesaria la capacidad de concentración, planificación y síntesis.

PARA CONOCER MÁS Y CONVERTIRTE EN UN ACTIVO PROMOTOR Y PROFESOR DEL AJEDREZ BAJO ESTE ENFOQUE, TE INVITAMOS A PARTICIPAR EN NUESTRO MODELO DE CAPACITACIÓN “EL AJEDREZ COMO HERRAMIENTA PEDAGÓGICA Y DE INCLUSIÓN SOCIAL”.

 

AJEDREZ Y MATEMÁTICAS

¿Sabías que la práctica del ajedrez mejora el rendimiento en matemáticas? 

En el origen mismo del juego-ciencia está la relación con las matemáticas. Cuando el rey quiso recompensar al inventor del juego, éste le hizo una petición simple: un grano de trigo por la primera casilla, dos por la segunda, cuatro por la tercera, ocho por la cuarta y así sucesivamente. El resultado fue asombroso: 18 446 073 709 551 616 granos de trigo. Ni aún hoy alcanzaría la cosecha mundial para satisfacer la petición de aquel sabio y se necesitaría un cubo de 60 x 60 metros de la Tierra a la Luna para almacenar dicha cantidad de granos.

El marco teórico en las matemáticas, es decir, los axiomas, teoremas, las demostraciones, los modelos son el homólogo de los principios fundamentales en ajedrez, la teoría de apertura, teoría de finales y las reglas del juego, por nombrar algunos aspectos.

Grandes matemáticos como Georg Pólya, Lindelöf, Carl Gauss, L. Euler, Landau y Donald E. Knuth, entre otros, se han interesado por problemas matemáticos en el ajedrez.

Ahora bien, en la aplicación práctica del ajedrez y su relación con las matemáticas varios estudios científicos en diversos países concluyen que los alumnos que tienen clases de ajedrez mejoran sus resultados en matemáticas y en comprensión lectora, justamente los dos campos en que nuestros países suelen obtener peores resultados en el informe Pisa. También desarrollan más su inteligencia en múltiples formas, incluida la emocional.

El estudio más convincente sobre ajedrez y matemáticas se desarrolló entre 2004 y 2007 en Trier (Alemania), donde todos los alumnos de una clase de primaria sustituyeron una hora semanal de matemáticas por ajedrez (no sólo para jugar, sino aplicado a la enseñanza de matemáticas), mientras los del grupo control seguían recibiendo tres horas de matemáticas semanales y nada de ajedrez. Durante cuatro cursos consecutivos el primer grupo obtuvo mejores resultados en matemáticas. Resultados muy similares se han dado recientemente en Aarhus (Dinamarca) y en la experiencia piloto que se desarrolla en más de 200 colegios de Cataluña por cuarto año.


La enseñanza del ajedrez en los colegios es de gran utilidad para para desarrollar actividad docente y la enseñanza de las matemáticas, pues permite: a) un lugar para aprender disfrutando; b) un material concreto al que se le pueden dar diversos significados; c) un juego que permite la elaboración de problemas abiertos; y d) da poder a los alumnos para crear problemas inesperados y corregirlos.

Por el sólo hecho de jugar ajedrez el alumno realiza actividad matemática pues el tablero tiene un orden cartesiano; también se introduce en la geometría por el movimiento de las diferentes piezas, y en la actividad aritmética en las decisiones de captura de piezas.

En los colegios que incluyen el ajedrez los alumnos aprenden nociones de geometría al relacionar, por ejemplo, el valor de las piezas con lados de polígonos, realizar mosaicos, o itinerarios por el tablero con los movimientos de las piezas.

Los recursos del juego de ajedrez pueden ser muy amplias, y con su enseñanza se han obtenido algunos otros logros:

-Familiarizar a los alumnos con imágenes geométricas

-La identificación de las propiedades que sustentan lo igual en lo que parece diferente

-Evitar la confusión entre los números que representan cantidades de cosas y números que representan relaciones entre esas cosas.

-Qué números se pueden sumar o restar y cuáles se pueden multiplicar o dividir.

El tablero de ajedrez es de gran ayuda en la enseñanza de las matemáticas, pues se puede dividir en partes, como si fuera un pastel o una pizza; tiene casillas que se pueden agrupar de distintas formas, y es un espacio geométrico regular donde las fracciones forman cuadrados y rectángulos.

El tablero puede utilizarse para enseñar números y operaciones, y en un nivel más elemental para la percepción espacial (dentro y fuera del tablero, delante-detrás, derecha-izquierda), conocer el color de las casillas, y las disposición de las filas, las columnas y las diagonales.

PARA CONOCER MÁS AL RESPECTO, Y ESPECIALIZARTE EN LA ENSEÑANZA DEL AJEDREZ BAJO ESTE ENFOQUE..

¿Sabías que el ajedrez ayuda a resolver problemas?

 

 

En una partida de ajedrez cada jugada es un problema distinto y ambos jugadores buscan resolverlo de la mejor forma posible. Muchos ajedrecistas han señalado que una partida brinda un entorno inmejorable para entender y mejorar la manera en que tomamos esas decisiones.

Final del cuadrangular GM UNAM 016. Foto: Manuel Azuaga

En palabras de Garry Kasparov: “debido a su reducido ámbito, el ajedrez proporciona un modelo muy versátil acerca de la toma de decisiones. En el ajedrez, el éxito y fracaso se miden con patrones muy estrictos. Si te equivocas en las decisiones, tu posición se debilita y el péndulo oscila hacia la derrota; si aciertas, se mueve hacia la victoria. Cada uno de los movimientos es el reflejo de una decisión, y, con el tiempo suficiente, podría analizarse con perfección científica si esa decisión fue la más eficaz o no”.

El joven que juega con frecuencia al ajedrez está entrenando su cerebro de forma natural para la resolución continua y eficaz de problemas, adoptando al mismo tiempo un patrón, un esquema mental orientado a buscar soluciones. De ahí que podamos establecer una relación directa entre la práctica del ajedrez y un mejor resultado académico en matemáticas, disciplina en la que el joven también debe resolver problemas de forma sistemática.

En diversos estudios realizados entre escolares de educación básica se ha encontrado diferencias importantes entre aquellos niños que reciben clases de ajedrez y el resto, sobre todo en la solución de problemas y en las actividades que requieren ajuste y cambio del foco atencional, dando una perspectiva de la incidencia favorable del ajedrez en las funciones ejecutivas, que como se sabe, son centrales en el proceso de escolarización.

El pensamiento en desarrollo le permite a los niños ya en la edad de preescolar prever con antelación los resultados de sus acciones y planearlas. A medida que se desarrolla el afán de conocimientos y los intereses de los niños, el pensamiento se va utilizando cada vez más ampliamente para adquirir un conocimiento del mundo circundante.

El niño comienza a planear tareas cognoscitivas, le busca su explicación a los fenómenos que observa. Los preescolares realizan análisis peculiares para encontrarle explicación a las cuestiones que les interesen, analizan los fenómenos, discuten acerca de ellos y hacen sus conclusiones, y al final de la edad preescolar los niños ya son capaces de resolver tareas de bastante dificultad.

El ajedrez impone la necesidad de una generalización adecuada, basada en lo sustancial y no en lo superfluo. Si el jugador no capta correctamente la esencia de la posición y elige un plan inadecuado, esto puede afectar negativamente el equilibrio de la lucha e incluso el resultado de la partida. De ahí que el ajedrecista recibe una retroalimentación bastante inmediata de la corrección y exactitud de sus planes y valoraciones.

Los beneficios intelectuales del ajedrez no terminan aquí. La práctica del juego puede convertirse en un ejercicio para el desarrollo de algunas particularidades individuales del pensamiento. El hecho de ser un actividad individual, donde el jugador debe tomar constantemente sus propias decisiones, contribuye a desarrollar la capacidad de plantearse el nuevo problema y de resolverlo con las propias fuerzas. A esto se le ha llamado independencia de pensamiento y es en ella donde se manifiesta el carácter creador del mismo.

El ajedrez también es de gran ayuda para el desarrollo de la flexibilidad del pensamiento, que consiste en la capacidad de cambiar el camino tomado inicialmente (el plan) para resolver la tarea, si el mismo no satisface los requerimientos de la situación.

La solución adecuada de problemas definirá la personalidad del individuo. Por ejemplo, se dice que el ajedrez ayuda a tomar decisiones, pues el jugador se enfrenta durante la partida a continuas situaciones problemáticas que debe resolver por sí mismo. Para ello debe evaluar previamente las diversas posibilidades, o sea, tomar determinadas garantías de seguridad antes de elegir una alternativa.

La necesidad de aplicar sucesivamente en la partida las decisiones tomadas (sacrificar una pieza, llevar a cabo determinado plan) contribuye a modelar la voluntad, a formar un carácter resuelto y a estabilizar las emociones.

APRENDE MÁS DEL TEMA, TE INVITAMOS A QUE FORMES PARTE DE LOS MILES DE PROFESORES QUE YA CUENTAN CON UNA HERRAMIENTA PARA ENSEÑAR Y APRENDER JUGANDO…

        MODELO DE CAPACITACIÓN EL AJEDREZ COMO HERRAMIENTA   PEDAGÓGICA Y DE INCLUSIÓN SOCIAL.

¿Sabías que el Ajedrez favorece a desarrollar capacidades de análisis y síntesis?

Análisis y síntesis 

 Análisis y síntesis son dos procesos mentales complementarios y fundamentales en el estudio de las realidades complejas.

Estructuralmente todo el pensamiento constituye una actividad analítico-sintética, por lo que el análisis y la síntesis, en distintos grados, constituyen la base de otras operaciones a un nivel superior de complejidad: la comparación, la abstracción, la generalización y la concreción.

Según S. L. Rubinstein, en sus Principios de psicología general, “el análisis es la descomposición mental de un objeto, fenómeno o de una situación, así como la elaboración de sus elementos, partes, datos o aspectos. Mediante el análisis se abstraen los fenómenos de los nexos fortuitos e intrascendentes, en los que a veces no son dados en la percepción. La síntesis reconstruye el todo desmembrado por el análisis, descubriendo los nexos y relaciones esenciales de los elementos que han sido aislados por el análisis”.

Durante el proceso de asimilación de los conocimientos ajedrecísticos el escolar debe ejecutar mentalmente las operaciones racionales, sin las cuales no podría comprender el contenido. Por ejemplo, ante un problema el jugador de ajedrez deberá analizar cada uno de los datos que se le brindan el problema y los elementos que están presentes (análisis), y además de ello comprender cómo se relacionan los datos o elementos del problema integralmente (síntesis).

El análisis descompone el problema; la síntesis vuelve a reunir cada uno de los datos a los fines de su resolución. Con el análisis y la síntesis, el pensamiento pasa de una representación más o menos vaga de un objeto al concepto o a la idea, en los cuales se sacan analíticamente a la luz sus elementos principales y se descubren sintéticamente los nexos esenciales del todo.

El análisis y la síntesis en el ajedrez contemporáneo, destaca Shereshevsky (1996) y la evaluación de tal o cual posición imprecisa están íntimamente relacionados con la elección del plan, que ya vimos antes. Cuanto más profunda y exactamente el ajedrecista analiza las posiciones críticas de la apertura o del medio juego tanto más difíciles son las partidas prácticas para sus rivales. Con la ayuda del análisis, pues, se logra revelar la esencia concreta de una posición y trazar un plan acertado mucho más eficazmente que por medio de la evaluación general de la posición.

El análisis permite separar de una realidad elementos aislados hasta llegar a conocer y comprender su naturaleza. Durante una partida de ajedrez el jugador enfrenta múltiples alternativas y variantes en cada jugada, y debe responder adecuadamente a las amenazas del adversario, trazando al mismo tiempo una línea que le coloque en conflicto. Esto obliga a analizar múltiples opciones y escenarios de réplica que precisan un serio ejercicio de síntesis. Este ejercicio permanente y continuado, desarrolla de manera natural un acentuado adiestramiento que amplifica la capacidad de análisis y síntesis, perfeccionando el pensamiento crítico y las habilidades para la toma de decisiones.

El ajedrecista se encuentra en cada jugada ante la necesidad de contrarrestar los planes del adversario y amenazar con algún contrajuego. Pero con mucha frecuencia pueden ser varias las respuestas a las maniobras del contrincante. Así, el jugador tiene que analizar cada una y sintetizar cuál cumple los requisitos. Y esto es así durante las treinta o cuarenta movimientos de una partida.

Después de algún tiempo, y con la práctica quienes se inician en el ajedrez pueden lograr combinaciones de tres movimientos, lo que es un logro notable pues significa que cada jugada tiene más de una respuesta y es un ejemplo nítido de planificación, análisis y síntesis.

Decía Roberto Grau, en su Tratado general de ajedrez, que el juego “es una escuela de razonamiento… en la que el hombre joven se habitúa a razonar, a sacar conclusiones, a desconfiar del primer impulso, y especialmente a sintetizar su labor mental para crear el saldo de la misma: la respuesta justa. En esto el ajedrez alecciona a la vez que entretiene”.

Para conocer más al respecto y convertirte en profesor en la enseñanza del Ajedrez, te invitamos a participar en el Seminario Internaciónal de Capacitación El Ajedrez Como Herramienta Pedagógica.

 

EL AJEDREZ Y LA CAPACIDAD INTELECTUAL

Capacidad intelectual

Desde la opinión de Goethe según la cual “este juego es un campo experimental de pruebas para el cerebro”, hasta la diatriba de uno de sus máximos exponente, José Raúl Capablanca, quien aseguraba que para jugar ajedrez no se necesita inteligencia”, de todas maneras en el imaginario popular el ajedrez ha sido visto como un juego para superdotados y para personas con un elevado cociente intelectual. Pero lo anterior no es del todo cierto.

Los diccionarios definen la inteligencia con una lista de aptitudes y habilidades: “Capacidad de entender o comprender. Capacidad de resolver problemas. Conocimiento, comprensión, acto de entender. Habilidad, destreza y experiencia.”

Para los académicos la inteligencia es la capacidad de asimilar, guardar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas, cosa que también pueden hacer los animales e incluso los ordenadores.

Pero el ser humano va más allá. Controla y dirige sus operaciones mentales y todas las actividades que manejan información. El ser humano tiene la capacidad de integrar estas actividades mentales y de hacerlas voluntarias, como ocurre con nuestra atención o con el aprendizaje, que deja de ser automático como en los animales para focalizarlo hacia determinados objetivos.

Una definición aceptada de inteligencia dice que es “la aptitud que nos permite recoger información de nuestro interior y del mundo que nos circunda, para responder adecuadamente a las demandas de la vida cotidiana.

Los investigadores Bilalić, McLeod and Gobet en su artículo “Does chess need intelligence? A study with young chess players”, publicado en la revista Intelligence, en septiembre-octubre 2007, analizan la posible correlación entre inteligencia y habilidad para jugar al ajedrez. Estudiaron a 57 jugadores jóvenes tanto con un test de inteligencia, como midiendo sus años de experiencia y sus horas de práctica a la semana. Encontraron que la práctica es el factor más influyente en el rendimiento ajedrecístico, sin embargo la inteligencia es el siguiente factor que influye. Ahora bien, al escoger a los 23 mejores jugadores entre los 57, resulta que la inteligencia no es un factor significativo en los resultados, incluso, parece que ¡se correlaciona negativamente con la destreza ajedrecística! Este resultado inesperado se explica por la correlación negativa entre inteligencia y práctica del ajedrez entre esos 23 “mejores” jugadores.

Ahora bien, aunque no sea imprescindible ser muy inteligente para jugar al ajedrez, lo cierto es que este juego requiere que nuestro cerebro funcione a pleno rendimiento durante una partida.

Las miles y variadas alternativas y combinaciones en una partida de ajedrez exigen un esfuerzo de concentración y atención extraordinarios, pues se trata de un proceso continuado de constante valoración, en donde el pensamiento lógico y las habilidades para la abstracción se entrenan permanentemente, algo que se refleja de inmediato en otras áreas del desempeño de las personas.

El ajedrez ayuda a desarrollar las capacidades de pensar, razonar e imaginar porque se ejerce continuamente la reflexión y el análisis, pero ello puede significar que la inteligencia no se encuentra en relación directa con lo duro que trabaja el cerebro, si no con la eficacia con que lo hace.

Las investigaciones en torno al juego-ciencia indican que ayuda al desarrollo de cinco de las ocho inteligencias señaladas por Howard Gardner (Premio Príncipe de Asturias 2011): lógico-matemática, lingüística, espacial, intrapersonal e interpersonal.

La competencia intelectual es una habilidad necesaria para realizar funciones mentales que nos permite resolver tareas o tomar las mejores decisiones. La idoneidad intelectual se expresa de distintas maneras, por ejemplo la memoria a corto y a largo plazo, el pensamiento creativo o el vocabulario, en donde se destaca la facilidad para aprender nuevas palabras y usarlas adecuadamente.

En un ambiente académico la capacidad intelectual se manifiesta, entre otras expresiones, por la eficacia para mantenerse pensando durante periodos prolongados que exigen elevada atención y comprensión, o en un ambiente laboral, en donde se exteriorizan las habilidades para la concentración y la prontitud para tomar decisiones. Muy claramente en las destrezas que capacitan para ejercer liderazgo.

Daniel Farias Bertot, investigador cubano publicó su ensayo “Impacto del ajedrez en el desarrollo de habilidades intelectuales en niños de 8 a 12 años”.

Los resultados más relevantes fueron: “Los niños después de recibir clases de ajedrez elevaron rasgos de la personalidad, desarrollando habilidades Intelectuales tales como atención y concentración, la observación, la memoria, cálculo y evaluación, razonamiento lógico-matemático y el análisis.”

Farías agregó que “resulta obvio decir que la mejora de todos estos aspectos en el estudiante que practica el ajedrez acarrea un evidente e inevitable incremento en su rendimiento escolar, que se manifiesta no sólo en su expediente académico sino en su grado de madurez personal. También desarrolla valores como disciplina, colectivismo, respeto a reglamentos, leyes y normas de comportamiento y deportividad ante victorias y derrotas.”

 

‘El Ajedrez como herramienta pedagógica y de inclusión social’ llega a trece ciudades en España durante mayo y junio

La Fundación Kasparov para Iberoamérica llevará a cabo en España el seminario “El Ajedrez como herramienta pedagógica y de inclusión social” durante el mes de mayo y junio en 13 sedes diferentes de la geografía española.

Se trata de un reconocido modelo internacional en ajedrez social y educativo, que incluye un seminario presencial de dos días y una formación on-line de capacitación de 230 horas. El seminario está pensado para todos los públicos. Durante el mismo, 14 de los más reconocidos expertos de la materia en el mundo, mostrarán los grandes beneficios que este milenario juego puede aportar en el ámbito educativo, cultural, social, terapéutico y deportivo. Entre ese grupo de expertos se encuentra el periodista especializado en ajedrez, Leontxo García, y el gran maestro Miguel Illescas.

El seminario está dirigido a todas aquellas personas que tengan interés en el mismo, pues no hace falta saber jugar previamente, ni siquiera mover un peón. Se trata de aprender, de un modo personal, los métodos más vanguardistas que se aplican hoy en la enseñanza y aprendizaje del ajedrez. Se trata de, primero, ofrecer herramientas pedagógicas para conocer los secretos de cómo aplicar con éxito el ajedrez en la escuela; segundo, descubrir porque el juego es una excelente herramienta transversal educativa y, tercero, como podemos favorecer la estimulación cognitiva a edades avanzadas en un centro de mayores, o trabajar con el ajedrez desde un enfoque terapéutico.

Es la oportunidad de convertirse en un experto en la pedagogía del ajedrez. Según indica Leontxo García: “Este equipo de ponentes que tengo el honor de dirigir es el mejor del mundo en ajedrez educativo. Los estudios científicos que se han hecho durante más de un siglo en los cinco continentes arrojan un resultado muy parecido: los alumnos de ajedrez educativo desarrollan más su inteligencia en múltiples parámetros, incluida la emocional, que otros alumnos. Además mejoran su rendimiento académico, en general, sobre todo en matemáticas y en comprensión lectora”.

El gran maestro Miguel Illescas detalla: “Queremos inspirarles en que el ajedrez no solo es un deporte sino que es también una herramienta formativa. A todos aquellos que son docentes o tienen cierta experiencia en el ámbito de la docencia les queremos descubrir el mundo del ajedrez y explicarles porqué creemos firmemente que debería ser una asignatura, y ganar adeptos a esta causa noble que desde hace tiempo muchas personas estamos persiguiendo. Jugamos con la ventaja de que los niños lo ven como un juego, por lo tanto ese es el factor fundamental que tenemos que aprovechar enseñando ajedrez en el colegio”

Manuel Azuaga es uno de los personajes más relevantes del país en ajedrez social y terapéutico. Es una de los ponentes del seminario y reflexiona sobre la actividad y las razones para hacerlo: “¿Rol de docente?, porque quiero trabajar. Puede ser un argumento muy válido… Puede ayudar a una mujer a que tenga un pensamiento estratégico, a un chico ‘conflictivo’ a que encuentre un motor de vida… Cada uno tiene que encontrar algo”.


Esteban Jaureguizar es vicepresidente de la Federación Uruguaya, experto en ajedrez infantil y coordinador del programa ‘Ajedrez para la convivencia’ del gobierno uruguayo. Explica el fondo: “Es simple, se pueden pensar propuestas simples, las podemos aprender junto con nuestros alumnos, disfrutar con nuestros alumnos. Nuestra mirada docente atenta a todas esas cuestiones, van a hacer el resto”.


El Modelo de Formación promueve una visión integral respecto a los conocimientos teóricos y prácticos que demanda la enseñanza del ajedrez educativo, desde un enfoque que contribuye eficazmente a los procesos de integración social y al desarrollo humano. Este aprendizaje, a su vez, conlleva al crecimiento intelectual y social de los propios participantes.

El modelo está compuesto por dos etapas principales de formación:

1. Un seminario presencial internacional, de dos días de duración, a cargo de más de una decena de especialistas y presitigiosos expertos en la pedagogía del ajedrez.

2. Un curso en línea vía internet, a través de una plataforma de educación a distancia con 220 horas de formación.

  El curso presencial es dictado por un equipo de profesionales del ajedrez y la pedagogía que están integrados en dos equipos: uno a cargo del prestigioso periodista y divulgador Leontxo García; y otro a cargo del Gran Maestro Miguel Illescas, ocho veces Campeón Nacional Absoluto de Ajedrez en España. El resto del equipo docente procede de México, Argentina, Colombia, España y Uruguay.

LA PLATAFORMA A DISTANCIA Y EL CURSO EN LÍNEA VÍA INTERNET

El curso de educación a distancia se lleva a cabo a través de una plataforma desarrollada por la Fundación Kaspárov de Ajedrez para Iberoamérica (FKAI), una plataforma única en su género y que incluye los adelantos tecnológicos más importantes en materia de cursos en línea.

A través de cuatro módulos generales y uno de especialización se proporciona a los interesados un itinerario virtual que les permitirá aprender y enseñar el ajedrez desde su propia óptica educativa y de progreso social. Al mismo tiempo, el usuario(a) aprenderá los procesos más importantes de la historia del ajedrez y accederá a contenidos de relevancia para un posterior y eficaz desarrollo de habilidades transversales en sus alumnos. Se le sugieren distintos usos y estrategias para su práctica profesional ante diversos grupos.

 

 

 

 

 

 

Kaspárov conquista la UNAM

Del 27 al 30 de octubre la Fundación Kaspárov de Ajedrez para Iberoamérica celebró con gran éxito de público el Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo UNAM 2016 en las inmediaciones del Centro Cultural Universitario.

Para la inauguración del certamen se contó con la presencia estelar del que, para muchos, es sin duda el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos, mito y leyenda del juego ciencia: el excampeón mundial Garry Kaspárov.

15

De izquierda a derecha: Hiquíngari Carranza, presidente de la FKAI, Leontxo Gª y Garry Kaspárov. Foto: Manuel Azuaga.

leontxo-inauguracion-k

El periodista especializado en ajedrez Leontxo Gª se dirige a la audiencia. Foto: Manuel Azuaga

Numerosas personalidades de la vida política, cultural y académica acudieron a la cita con el ánimo de disfrutar de un acto que ha sido considerado por los medios como histórico, a la vista del gran despliegue de actividades que incluía el programa. La visita del Ogro de Bakú despertó entre la audiencia una enorme expectación.

in-collage

En el marco de la inauguración del Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo se proyectó el pre-estreno de la película La Reina de Katwe, una producción de la factoría Disney basada en la historia real de Phiona Mutesi, una niña ugandesa que encontró en el ajedrez algo más que un juego, una tabla de salvación que le permitió abandonar la pobreza y la marginalidad de su pueblo.  El público vibró con la cinta y aplaudió emocionado desde las butacas de la sala Nezahualcóyotl de la UNAM.

screenshot_4

Hiquíngari Carranza, Leontxo Gª y Garry Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

Durante el fin de semana posterior a la inauguración la UNAM se convirtió en un tablero viviente de ajedrez, mágico por su espectacularidad, con un sinfín de actividades culturales, teatro, música, un torneo para los más pequeños, la celebración de un torneo internacional cuadrangular, un congreso activo con talleres prácticos (impartidos por los mejores expertos en ajedrez pedagógico, social y terapéutico) y un seminario internacional titulado “Ajedrez y sociedad”, bajo la dirección del GM Miguel Illescas y el experto en ajedrez Leontxo Gª. Más de 7000 personas participaron directamente en alguna de las actividades programadas, si bien la afluencia global al recinto supera con creces los 20.000 visitantes.

screenshot_16

La UNAM se convirtió, por unos días, en un tablero de ajedrez. Foto: Manuel Azuaga

screenshot_25

Entrega de certificados a egresados curso de capacitación FKAI

sc

Tablero gigante para las familias

screenshot_27

Parte del equipo de ponentes de la Fundación Kaspárov en el recinto de la UNAM

dsc_0508

Eduardo Iturrizaga frente al mexicano Gilberto Hernández en el torneo cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

El cuadrangular, por cierto, lo ganó el GM peruano Julio Granda, quien derrotó en una final de infarto, en el desempate, al venezolano Eduardo Iturrizaga. En breve podrán leer un crónica con todos los detalles y las partidas.

Final del cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

Final del cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

Posición final que dio la victoria a Granda, tras Axd4!

Posición final que dio la victoria a Granda, tras Axd4!

El plato fuerte del encuentro fue, de nuevo, la presencia de Garry Kaspárov, el domingo, quien en su conferencia magistral  “Redes universitarias” subrayó la importancia de la educación y la formación como únicas herramientas válidas para hacer frente a un futuro incierto y tecnológico en el que los jóvenes de hoy tendrán que trabajar en un contexto desconocido,  un nuevo paradigma que ni siquiera podemos aventurar; y es ahí donde el ajedrez puede ser útil, ayudándoles a tomar las mejores decisiones.

screenshot_2

Kaspárov durante su conferencia en la UNAM. Foto: Manuel Azuaga

screenshot_7

El GM Alejandro Ramírez hizo de traductor de Garry Kaspárov durante la entrevista posterior a la conferencia. Foto: Manuel Azuaga

¿Se considera un genio?, fue la pregunta. Y este fue el gesto de Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

¿Se considera un genio?, fue la pregunta. Y este fue el gesto de Kaspárov. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov sonríe junto a Miguel Illescas y Leontxo Gª. Foto: Manuel Azuaga

Kaspárov sonríe junto a Miguel Illescas y Leontxo Gª. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov, en un momento de la entrevista. Foto: Manuel Azuaga

La mirada del Ogro de Bakú. Foto: Manuel Azuaga

La mirada del Ogro de Bakú. Foto: Manuel Azuaga

El público acudió en masa para oír a la leyenda del ajedrez.

El público acudió en masa para oír a Kasparov, leyenda del ajedrez.

Kasparov posa con miembros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México

Kaspárov posa con miembros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México

Kaspárov con las mujeres del equipo de ponentes de la FKAI

Kaspárov con las “chicas” del equipo de ponentes de la FKAI

Los "chicos" de la FKAI junto a Garry

Los “chicos” de la FKAI junto a Garry

El Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo UNAM 2016 tuvo un broche de oro musical con el concierto que ofreció el pianista Roberto Bravo y la violinista Montserrat Prieto. El dúo chileno deleitó a un público que, a esas alturas, ya estaba entregado a una noche sin luna pero mágica y que será recordada por mucho tiempo.

Virtuosismo al piano y al violín. Foto: Manuel Azuaga

Virtuosismo al piano y al violín. Foto: Manuel Azuaga

 

FIRMA DE CONVENIO CON EL CONSEJO CIUDADANO CDMX

Destacado

Firma de Convenio

Firma de Convenio del Consejo Ciudadano con la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado viernes 8 de abril del 2016, los presidentes del Consejo Ciudadano, Lic. Luis Wertman Zaslav, y de la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica, Lic. Hiquíngari Carranza Torres, firmaron un convenio de colaboración entre las dos instituciones.

El Consejo Ciudadano, creado en el 2007, atiende y canaliza denuncias ciudadanas a través de su número telefónico 55335533, y opera a través de los 27 programas que a continuación se enlistan:

1 No más extorsiones telefónicas 15 MP virtual telefónico
2 Alerta robo de vehículo 16 Protejamos a la Condesa
3 Bloqueo de celulares 17 Protejamos a nuestros jóvenes
4 Ciudad de México Capital Ciudadana 18 Protejamos Garibaldi
5 Denuncia ciudadana 19 Protejamos nuestro aeropuerto
6 Evaluación policial 20 Reporte a bordo de taxi
7 Extinción de dominio 21 Reporte delictivo
8 Grupo de justicia ambiental 22 Reporte móvil
9 Contra la reventa de boletos 23 Sistema integral de evaluación
10 Juntos contra el bullying 24 Taxi aviso
11 Juntos contra las adicciones 25 Terminales seguras
12 Línea contra el maltrato animal 26 Viajemos seguras
13 Línea plateada – adulto mayor 27 Violencia intrafamiliar
14 Lo mejor de la vida eres tú    

El Consejo Ciudadano, en el que laboran esencialmente abogados y psicólogos, desarrolla igualmente una importante cantidad de acciones sobre el terreno, mismas que a partir de ahora incluirán la enseñanza y la práctica del ajedrez, para beneficio de sus usuarios.

Entre las acciones convenidas se encuentra la capacitación y certificación de Profesores de Ajedrez para el personal del Consejo, así como el desarrollo de acciones inmediatas ante población adulta mayor y frente a jóvenes en situación de vulnerabilidad, en distintas delegaciones de la Ciudad de México.

En la ceremonia de firma del convenio, los presidentes del Consejo y de la Fundación hicieron un llamado a la sociedad para que denuncie telefónicamente al 5533553 cualquier situación relacionada con las problemáticas identificadas en el cuadro anterior.

Por otro, en el año 2002 en la ciudad de Nueva York el entonces Campeón Mundial de Ajedrez, Garry Kasparov, sin duda uno de los más grandes y reconocidos jugadores de todos los tiempos, veinte años campeón del mundo y gran promotor del ajedrez en las escuelas, estableció la primera fundación que lleva su nombre, esto con el proposito de desarrollar fortalezas a través del ajedrez entre los niños, niñas y jóvenes más vulnerables de la Unión Americana. Después del éxito obtenido, en los años posteriores se crearon las Fundaciones Kasparov para Europa, África y Asía, y en abril de 2014 en la Ciudad de México con la presencia del propio Kasparov, se constituyo la ultima de las fundaciones Kasparov, esta vez para la región Iberoamericana.

Desde las Fundaciones Kasparov se entiende al ajedrez no solamente como una actividad deportiva y recreativa, sino sobre todo como una poderosa herramienta que permite alcanzar numerosos objetivos en distintos campos del saber y el conocimiento, y de manera muy especial en el pedagógico y escolar, lo que permite dotar a los niños de herramientas únicas, desarrollando en ellos capacidades inmejorables para sus procesos formativos, de adiestramiento e instrucción para la vida. En el campo social el ajedrez se proyecta como una actividad que ayuda en el combate a la delincuencia y la violencia, dando apoyo terapéutico a distintos males como son el TDAH o el Alzheimer, el autismo o el asperger, y otras afecciones mentales y de deterioro cognitivo, el ajedrez ayuda en la reinserción carcelaria y en el tratamiento a fármaco dependientes y personas con trastornos de conducta.

Para ello, la fundación ha desarrollado un amplio programa de trabajo que busca atender las distintas necesidades que en estas materias enfrentan municipios, ciudades y estados del país. Sus actividades consisten en llevar la práctica del ajedrez a escuelas primarias y secundarias, a centros de educación media y universitaria, así como a los parques, plazas, jardines y explanadas, a empresas e instituciones públicas, centros de reclusión, hospitales y casas hogar…

Ante la escasez de personal calificado para llevar a cabo estas acciones, sus actividades han sido precedidas por el desarrollo del Modelo de Formación para Capacitarse y Certificarse en la Enseñanza Educativa del Ajedrez, mismo que denominan “El Ajedrez como herramienta pedagógica y factor de integración social”.

Más sobre el Consejo Ciudadano: www.consejociudadanodf.org.mx

Más sobre la Fundación Kasparov: www.kasparovfundacionajedrez.org.mx