CHINA – Como una de las grandes potencias del ajedrez femenino mundial

TEXTO POR: ANDRÉS ALFONSO RAMÍREZ SILVA

En parte porque otros juegos de estrategia de mesa como el Go y el ajedrez “chino”, o juego del elefante, de la misma familia del shogi japonés, habían dominado a lo largo de siglos el gusto popular del gigante asiático y en parte por la cerrazón hacia lo extranjero que había prevalecido en ese país a lo largo de su historia, tendencia que se radicalizó en la época de la llamada revolución cultural de la década de los 70`s del siglo pasado, cuando el ajedrez fue prohibido en la China continental.

Sin embargo, un poco más de una década después que fuera liquidada la mencionada revolución cultural, una mujer surgió como el pájaro agorero que marcó el debut del ajedrez en China a nivel de potencia emergente mundial. La jovencita Xie Jun, de tan solo 21 años, se convirtió en campeona mundial en 1991 manteniendo el cetro hasta 1996. Su fuerza fue tal, que repitió su hazaña en 1999 hasta que perdió el titulo definitivamente en 2001 ante su compatriota Zhu Chen quien retuvo el cetro hasta el 2004.

Quedaba claro, que no se trataba simplemente de una golondrina aislada china, que pretendía hacer verano, sino de una muestra contundente de que las jugadoras de aquel país, habían logrado altos estándares competitivos y estaban dispuestas a mostrar su jerarquía con gran fuerza y determinación para hacerle cerrada competencia a las rusas y las georgianas dueñas de gran tradición en los certámenes femeninos de mayor nivel del juego ciencia.

Para disipar toda duda sobre el advenimiento arrollador de las ajedrecistas chinas, la afición del ajedrez de elite, fue maravillada con la llegada triunfal de la adolescente china Hou Yifan quien consiguió el título de gran maestro a los 14 años y 7 meses, más joven que ninguna mujer en la historia. A sus tempranos 16 años de edad, se hizo la campeona mundial femenil más joven de la historia en el 2010 perdiendo el título en el 2012 pero recuperándolo en el 2013, ciñéndose la corona por segunda vez como ya lo hiciera su compatriota Xie Jun en los 90`s. Hou, ya la cuarta ajedrecista china que ha ostentado la corona, continúa siendo hoy la indiscutible reina del ajedrez femenil mundial y no se ve en el horizonte quien le pueda disputar el cetro. Hou, ha escalado la cúspide del ajedrez del globo a niveles ya comparables a la legendaria checa británica de origen ruso Vera Menchik, que desde 1927 año en que ganó el campeonato mundial femenil arrasaba con cuanta competidora se le ponía en el camino hasta 1944 cuando apenas con 38 años falleció trágicamente víctima de los bombardeos alemanes de la segunda Guerra mundial en Londres donde residía. Hou, muestra tamaños cercanos a Judith Polgar, la gran jugadora húngara considerada la mejor ajedrecista de todos los tiempos.

Al igual que la fenomenal Magyar, Hou logró la hazaña de estar en el top 100 de los mejores jugadores del mundo. Es ella la única mujer, después de Judith, en estar en esa lista de elite. En el 2015, Hou rebasó el nivel de rating de Judith cuando se retiró del ajedrez profesional el año anterior y logró clasificarse como la numero 55 en la lista del top 100 al lado de los mejores jugadores del orbe.

Aunque aún le falta camino por recorrer para igualar la hazaña de Polgar quien en el 2004 y el 2005 llegó a estar en el octavo lugar del ranking de la elite ajedrecística varonil, es importante notar que la Polgar logró semejante proeza a los veinte y ocho años de edad. A Hou con tan solo veinte y tres años de edad, se le augura que el fulgor de su estrella brillará aun durante muchos años en el firmamento ajedrecístico. Después de una baja de juego temporal que la sacó del top 100 mundial durante ocho meses, a partir de junio del año pasado, la gran maestra china ha reingresado a la lista de élite con gran ímpetu para colocarse en enero de este año en el lugar 64 con 2680 de rating a escasos seis puntos de su máximo rating histórico. No es descabellado en absoluto, que esté llamada a alcanzar niveles por encima de su nivel actual.

Por otra parte, no es de extrañar qué desde la última década del siglo pasado, las ajedrecistas chinas lograran resonantes triunfos internacionales como equipo. Así, en 1990 se hicieron de la medalla de bronce en la vigésimo novena olimpiada de ajedrez celebrada en Yugoslavia.

Desde entonces, las chinas han mostrado su calidad con creces en la disputa por las medallas en esa prestigiada justa deportiva mundial celebrada cada dos años. Volvieron a ganar el bronce en Manila en el 92 y en Moscú en el 94. En la olimpiada del 96, lograron por primera vez la medalla de plata, misma que ganaron en las competencias olímpicas, del 2010, 2012 y 2014. Las chinas ya habían mostrado su enorme fuerza competitiva en los certámenes olímpicos, cuando ganaron consecutivamente las medallas de oro en el 98, 2000, 2002 y 2004. Las chinas repitieron la hazaña al obtener el metal áureo en las últimas dos olimpiadas del 2014 y 2016 y este año volverán a ser sin ninguna duda el enemigo a vencer.

Eso lo saben bien las rusas, sus principales adversarias. Mientras que históricamente el equipo femenil de la Unión Soviética fue la mayor potencia en la historia de las olimpiadas femeninas al haber obtenido 11 medallas de oro y dos de plata, si partimos del 90, la última olimpiada en que las soviéticas compitieron, antes del colapso de su país, las chinas han sido las más exitosas con un total de 12 medallas (6 de Oro, 3 de plata y 3 de Bronce) seguidas de las rusas con un total de 9 ( 2 de oro, 4 de plata y 3 de bronce) y de las georgianas con un total de 6 (2 de oro, 2 de plata y 2 de bronce).

Hoy las rusas tienen a 19 jugadoras en la lista de las top 100 del ajedrez femenil mundial. Mientras las chinas tienen 10, las ucranianas 8 y las georgianas 7 lo que muestra que el firmamento ajedrecístico femenino mundial está dominado por estos cuatro países,

así como en el top ten las rusas solo tienen a Alexandra Kosteniuk rankeada en quinto lugar y a Kateryna Lagno colocada en el octavo puesto, las chinas tienen también dos jugadoras en el top ten de la lista incluidas los dos primeros lugares bajo la indiscutible hegemonía de la extraordinaria Hou Yifan que aventaja a su compatriota, Ju Wenjun su inmediata rival en el ranking mundial por 108 puntos lo que se considera una brecha enorme a esos niveles. Solo para dar al lector una idea, esos son los puntos con que el campeón mundial Magnus Carlsen, aventaja a Sergey Ivanchuck ubicado en el lugar 30 del ranking mundial!.

TEXTO POR: ANDRÉS ALFONSO RAMÍREZ SILVA

Carlos Torre el genio Mexicano de Ajedrez

TEXTO POR: ANDRÉS ALFONSO RAMÍREZ SILVA

Se retiro antes de cumplir los 22 años. Fue un verdadero genio, pero su modestia y sencillez lo hacían negarlo: “No soy un genio-decía- al contrario mi cerebro trabaja más despacio que el cerebro ordinario”. Recorramos brevemente sus antecedentes y su extraordinaria y fugaz carrera ajedrecística.

Tras los terribles acontecimientos de la llamada decena trágica, sucedieron episodios de encono y persecución hasta en los confines más recónditos del país. El Chacal Huerta y sus huestes, tenían claro que la revolución no iba a liquidarse con el asesinato de Madero y Pino Suarez y arreciaron la represión a diestra y siniestra. Yucatán ávido de una profunda reforma agraria, por la enorme concentración de la tierra en un puñado de terratenientes, solo iba a cobrar fuerza revolucionaria hasta diez años después con los repartos agrarios de Carrillo Puerto, pero se dio el caso que cuando Pino Suarez fue asesinado, además de ser Vice Presidente de la Republica era Gobernador de Yucatán por lo que fueron perseguidos sus colaboradores más cercanos hasta esas lejanas tierras peninsulares. Entre estos, figuraba Egidio Torre Solís, uno de los más activos promotores de la revolución por aquellos lares.

Como con lujo de detalle narra José María Valdez en su obra “a través de las centurias”, Egidio Torre era bisnieto de María Tomasa Quintana Roo, hermana del prócer de la independencia Andrés Quintana Roo. Egidio contrajo nupcias con su prima lejana María Concepción Repetto Torre quien era también bisnieta de María Tomasa. La pareja procreó ocho hijos vivos, Carlos Torre entre ellos. La persecución furibunda de los esbirros de Huerta y el asesinato de varios amigos de Egidio, orilló a este a tomar la dolorosa decisión de refugiarse con su familia en Nuevo Orleans a finales de 1913. Además de ferviente luchador social, Egidio era gran amante del ajedrez.

En 1890 publica la primera revista de ajedrez en Yucatán junto con Manuel Márquez Sterling quien años más tarde fuera campeón nacional del juego ciencia y poco tiempo después funda el primer club de Ajedrez del estado. Enseña a algunos de sus hijos a jugar ajedrez, pero quien realmente entiende la lógica del juego es Carlitos que lo aprende a los seis años y no tarda mucho en derrotar a su padre. Llegando a Nuevo Orleans, Egidio lleva a su hijo a jugar en el más prestigiado club de la tierra del Dixieland en la época en que la gran orquesta de kid Orly reclutaba al reputado cornetista King Oliver y poco después al legendario Satchmo.
Al poco tiempo de llegado, mientras transcurrían los años sangrientos de la primera guerra mundial, Carlitos ya había arrasado con cuanto rival se enfrentaba en el club tanto que a los 14 años vence simultáneamente a 8 jugadores veteranos y la prensa local anuncia con bombos y platillos que ¡un segundo Paul Morphy había sido descubierto en la “ciudad Francesa”! Comparándolo con el extraordinario jugador estadounidense, que en la mitad del siglo 19 había sido ampliamente reconocido como el mejor jugador del mundo, una década antes del primer campeonato mundial oficial que ganara el austriaco Steinitz. Es de destacar que el descomunal elogio al joven mexicano se daba en años de fuerte discriminación a los mexicanos en los EU.

Con gran consistencia, Carlos Torre gana convincentemente el campeonato de Lousiana a los 18 años y en progreso ascendente también triunfa el año siguiente en el campeonato de Nueva York donde se congregaba lo más granado de los ajedrecistas del vecino del norte. Gana asimismo a los 20 años el afamado torneo de la Western Chess Association. No había sorpresas. Carlos Torre, ya no era una simple promesa. Sus resonantes éxitos le habían allanado el camino para competir en los más importantes torneos europeos.

En 1925 queda en decimo lugar en Baden Baden, uno de los torneos más fuertes del mundo, por encima de grandes maestros como el Eslovaco Reti gran teórico y uno de los más grandes jugadores del mundo en la década anterior, también queda adelante del Austriaco Spielmann uno de los más brillantes jugadores de ataque de la época, de Yates seis veces campeón de Inglaterra y del Alemán Siegbert Tarrasch uno de los más grandes jugadores de fines del siglo 19 y de los primeros 15 años del siglo 20.

El mexicano queda a solo medio punto del letón Nimzowitch considerado entonces como el tercer mejor jugador del mundo detrás del campeón mundial Capablanca y Alekhine ganador del torneo.

Ese mismo año, el joven Torre compite en otro torneo europeo de primera línea: Marienbad, donde queda empatado con el sempiterno campeón norteamericano Marshall en tercer lugar a solo un punto de Nimzowitch y del brillantísimo polaco Rubinstein quien la década anterior se reputaba como uno de los tres mejores jugadores del mundo y solo tres años antes había ganado el torneo de Viena por encima de Alekhine. En Marienbad el yucateco queda colocado por encima del ruso naturalizado francés Tartakower, uno de los mejores jugadores de la época a quien el campeón Británico Golombek caracterizaba como el más culto e ingenioso jugador de ajedrez que había conocido, “una mezcla de Spinoza y Voltaire” decía y arriba de Retí, del austriaco Franz Gruenfeld uno de los más grandes teóricos y considerado uno de los diez mejores jugadores del mundo después de la primera posguerra y de Yates.

También en 1925, Carlos Torre compite en el fuertísimo torneo de Moscú quedando empatado en quinto lugar con Tartakower a solo medio punto de Marshall y a uno y medio de Capablanca con quien empata, en un final en que tenia posición inferior! Impresionante hazaña si además consideramos que el gran Capablanca ha sido considerado como uno de los más grandes finalistas de la historia! Es en ese mismo torneo de Moscú que el genio mexicano derrota al ex campeón mundial Lasker en una brillantísima partida mundialmente conocida como la lanzadera.

Eran años de anticomunismo rabioso en los Estados Unidos y al parecer por el solo hecho de haber competido en tierras soviéticas no lo dejan reingresar a los EU. Lo anterior sin embargo, no está del todo claro porque Marshall que también compitió en Moscú, pudo regresar a su país sin problemas. Durante su corta estadía en la Unión Soviética, Carlos Torre escribe en ingles, traducido al ruso por el maestro Rohlin, su único libro: “el desarrollo de la habilidad en el ajedrez”.

Regresa a México donde gana fácilmente el campeonato nacional y finalmente en 1926 logra reingresar a los EU.

Compite en el Western Chess Association, donde es gran favorito y alega que hay una confabulación por medio de trampas para que no gane el torneo lo que lo relega al segundo lugar.

Cuando le entregan el dinero del premio, indignado lo arroja al suelo y al salir del recinto según testigos confiables fue golpeado, al defenderse es arrestado por la policía de Chicago, encarcelado y drogado con dopamina al parecer inyectada de manera intravenosa. Hay otras versiones, el mismo Carlos Torre dice haber tomado unas copas de vino en un bar al salir del torneo y de allí ya no recuerda más.

El Maestro Internacional mexicano Raúl Ocampo quien ha tratado de desenredar el misterio, apoya la idea de que Carlos Torre se sintió objeto de una actitud ilegal de algunos jugadores y organizadores confabulados para que no ganase el torneo, en tanto que el talentoso yucateco recién llegado de la URRSS ya no era considerado un buen muchacho y cuando hace la rabieta rechazando el premio, simplemente se buscó una justificación para hacerlo pasar por loco.

Ocampo afirma haber escuchado por boca de los ex campeones de ajedrez americanos   Isaac Kashdan (1935 -1936) y Herman Helms (1925) en 1970, que ambos fueron testigos de que efectivamente Torre fue objeto de trampas en el torneo de Chicago lo que lo indignó hasta la pérdida del control, cuando el premio le fue entregado por un organizador funesto con los extranjeros por lo que fue reprimido y sometido con tranquilizantes. El caso es que el genial yucateco no volvió a jugar más ajedrez profesional por prescripción médica hasta su muerte en 1978.

Hay varias biografías sobre el primer gran maestro mexicano de ajedrez, pero las más recomendables son “la Vida y partidas de Carlos Torre” de Gabriel Velasco y el libro “Torre y sus contemporáneos” de Gilberto Repetto Milan. Sin embargo el misterio de su “enfermedad” no se resuelve. Muchos articulistas han preferido el camino fácil de decir que tuvo una crisis nerviosa de la que nunca pudo recuperarse.

Sea lo que fuese, la grandeza del joven Torre es incuestionable, es una pena que su meteórica carrera se hubiese interrumpido de esa forma.

Una estrella fugaz cuyo brillo intenso duró solo dos años.

Concluyo esta nota diciendo que la estatura del maestro, hombre sencillo y bondadoso, ha sido merecidamente recreada año con año por el importante torneo “memorial Carlos Torre” cuya trígesima edición se celebrará este año en Mérida, Yucatán este Diciembre.

TEXTO POR: ANDRÉS ALFONSO RAMÍREZ SILVA

CHINA Superpotencia Ajedrecística mundial

TEXTO POR: ANDRÉS ALFONSO RAMÍREZ SILVA

La historia de ese preludio, nace apenas el año 1978, dos años después de liquidada la mal llamada revolución cultural en la China Popular, cuando por primera vez, el equipo nacional de ese país, competía en la olimpiada de ajedrez, certamen efectuado cada dos años considerado una autentica copa de naciones del ajedrez mundial. En aquella ocasión, el evento tuvo lugar en Buenos Aires. Fue allí, en la Argentina de la dictadura militar de Videla, mientras los pibes aun saboreaban las mieles de su primer título de campeones mundiales de futbol en su propio país ( vale recordar que la Argentina también había sido Sede de la copa del mundo, unos cuantos meses antes) donde el modesto jugador Chino Liu Wenzhe, un completo desconocido en el ámbito ajedrecístico internacional, sorprendió a propios y a extraños cuando derrotó al gran maestro holandés Jan Hein Donner en una bellísima partida que por su brillantez es conocida como “la inmortal china”. ¡Era la primera vez que un ajedrecista chino derrotaba a un gran maestro de ajedrez y en qué forma!

Ese equipo chino debutante en las olimpiadas, era por aquel entonces, un equipo sin grandes pretensiones, que terminó en el lugar veinte entre sesenta y seis países. Sin embargo, no empezaba mal. Para darnos una idea, México obtuvo el lugar veintiuno logrando los mismos puntos que China en la que ha sido por mucho, el segundo mejor desempeño en la historia del equipo mexicano en las olimpiadas de ajedrez, solo superado por la hazaña del 90, en la que los paisanos consiguieron el lugar 19 entre 107 países, igualando en puntos con los lugares 15 al 18, puestos en los que quedaron potencias del ajedrez como Francia, Húngria, Bulgaria, Polonia e Israel.

Motivado por su gran logro, Liu Wenzhe, publicó un importante libro sobre la historia del ajedrez en China y su enorme potencial futuro intitulado “La escuela China de ajedrez”, en el que refutó ampliamente la tesis preconizada por los impulsores de la revolución cultural quienes habían prohibido el ajedrez por tratarse supuestamente de un juego occidental. Liu Wenzhe no solo rechazó contundentemente en su publicación la idea de que el juego fuese occidental, sino polemizó con la más ampliamente aceptada teoría, que ubica el origen de ese juego milenario en la India, donde el juego se conocía como Chaturanga, argumentando que éste, en realidad, provenía de la China. Sea como fuere, aunque en su paso por España, el ajedrez se adaptó a la cultura occidental medieval, con la transformación de las piezas más poderosas en rey, reina y castillos (torres), su esencia y origen es claramente oriental.

El ajedrez en su forma actual, transitó a lo largo de milenios por variadas culturas y tomó de las mismas, aspectos diversos, pero su esencia no fue transgredida.

Liu en su texto, elucida no solo la historia del ajedrez en China sino establece las bases filosóficas del juego y delinea la plataforma desde donde el ajedrez de su país, se iría a convertir en gran potencia. Liu logra apoyo del gobierno y se convierte no solo en el pionero de la escuela China de ajedrez, sino en el formidable entrenador de generaciones enteras de ajedrecistas de su país.

El progreso fue impresionante. Solo ocho años más tarde, en la olimpiada del 86, los chinos conquistaron el séptimo lugar y a partir de allí, con la excepción de cuatro olimpiadas: 92, 96, 2004 y 2016 en las que quedaron en los lugares, 16, 14, 24 y 13 respectivamente, tuvieron una destacada actuación situándose en los diez primeros lugares en las otras doce olimpiadas. Era claro que la escuela china, se había consolidado exitosamente, pero el campanazo más resonante, fue dado en el certamen del 2006 cuando los chinos se llevaron la medalla de plata. No había sido un golpe de suerte, como se demostró en la olimpiada realizada el 2014 en Noruega, donde por primera vez merecidamente conquistaron la medalla de oro. Sin embargo, contra todo pronóstico, en la olimpiada de 2016 en Baku, la poderosa escuadra china preclasificada tercera después de Rusia y los EU, sufrió un doloroso descalabro en la quinta ronda 2.5 a 1.5 contra los fortísimos ucranianos y dos más en la séptima y octava ronda contra los ingleses y los húngaros respectivamente que los sumió hasta al lugar 33, por lo que tras algunas victorias en las rondas finales no pudo alcanzar más que un modesto treceavo lugar en el cuadro final, en buena medida por la desastrosa actuación de Li Chao quien en baja forma, se llevó tres derrotas con jugadores de menor rating.

A nivel individual son ya varios los grandes maestros chinos que se han ganado el respeto en la crème de la crème del ajedrez mundial. Consistente con lo que ha ocurrido con su equipo nacional, el avance ha sido meteórico en un lapso de apenas diecisiete años. Ye Rong Guang, fue el primer gran maestro chino, ¡título que adquirió apenas en 1990! En enero del 91 logró su máximo rating de 2595, con el que por primera vez un ajedrecista chino, ingresaba a la lista del top 100, de los mejores ajedrecistas del mundo ubicándose en el lugar 97.

Ye Jiang Zhuan, campeón de la China siete veces, fue el primer jugador chino en rebasar los 2600 de rating en enero del 2000.Ye Jiang fue uno de los cuatro jugadores chinos más destacados que han logrado situarse dentro del top 20, cuando en octubre del 2000 ocupó el lugar 17 del ranking mundial. Los otros tres, son Wang Hao lugar 14 en enero del 2013, Wang Yue que el llegó al octavo lugar en el 2010 y el joven de 25 años, Ding Liren el chino de mayor rating de la actualidad que a los 22 años llegó a estar rankeado en el lugar séptimo en septiembre del 2015 y desde entonces casi siempre se ha logrado mantener en el top ten. En las listas de enero de este año aparece en el lugar 9. Ding Liren fue subcampeón del a copa del mundo de ajedrez del 2016, por lo que se clasificó al torneo de candidatos a celebrarse este año de donde surgirá el retador del campeón mundial Magnus Carlsen.

Sin embargo, la mayor esperanza de los chinos en tener su primer campeón mundial se cifra en Wei Yi, el niño prodigio que a los quince años ya era el sexto mejor jugador de su país. Su ascenso ha sido tan vertiginoso que baste señalar que hoy a sus apenas 18 años Wei Yi ya figura en el lugar 22 del ranking mundial.

China que tiene nueve jugadores en la lista del top 100, se ha afianzado como la segunda superpotencia mundial detrás del equipo ruso que dejó de ser la aplanadora de la era soviética y con los jóvenes grandes talentos encabezados por Ding Liren noveno en el ranking actual, Yu Yang Yi treceavo, Wei Yi vigesimosegundo, Li Chao vigesimosexto todos veinteañeros con más de 2740 de rating, prometen dar mucho más que hablar en años venideros. El sueño premonitorio de Liu Wenzhe quien tanto hizo por el ajedrez de su país tanto en lo teórico como en lo práctico, es ya una realidad plenamente consolidada.

TEXTO POR: ANDRÉS ALFONSO RAMÍREZ SILVA

TABLERO DE AJEDREZ EN TV MEXICANA

EL AJEDREZ EDUCATIVO SIGUE GANANDO ESPACIOS.

ES UN PLACER PARA LA FUNDACION KASPAROV, INVITARTE A QUE CONOZCAS ESTA NUEVA EXPRESIÓN QUE SIN DUDA ENALTECE AL Canal Once, Y FORTALECE LA PRESENCIA DEL #AJEDREZ EN SU VERTIENTE SOCIAL Y EDUACTIVA.

UNA TEMPORADA ÚNICA SOBRE EL AJEDREZ, SUS APLICACIONES Y ALCANCES. PARA ESTA SERIE LA Fundación Kasparov Iberoamérica DIO TODAS LAS FACILIDADES, CONSEJOS Y PRINCIPAL EQUIPO DE ESPECIALISTAS, BUSCAMOS LAS ALIANZAS PARA HACERLO POSIBLE, SIEMPRE CON EL PROPÓSITO DE PROMOCIONAR CON FUERZA Y DETERMINACIÓN, EL AJEDREZ EDUCATIVO Y DE UTILIDAD SOCIAL, MANTENIENDO NUESTRO COMPROMISO DE UTILIZAR EL AJEDREZ COMO FACTOR DE CAMBIO, PARA CONSTRUIR MEJORES SOCIEDADES Y SERES HUMANOS.

#TABLERODEAJEDREZ   

Capítulo 1

Este episodio es una introducción al mundo del ajedrez: ¿qué significa para quienes lo juegan, y qué se está haciendo en México para difundirlo? Para responder a éstas y otras interrogantes conoceremos diversas opiniones del público y de especialistas en este deporte ancestral, como Hiquíngari Carranza, Presidente de la Fundación Kasparov Iberoamérica, o algunos de los integrantes del cuerpo docente de la Fundación, como el GM Miguel Illescas. Reflexionaremos sobre los beneficios que brinda el ajedrez en muy diversas esferas y conoceremos historias animadas como “La Leyenda de Sisa”.

capítulo 2

¿Cuál ha sido el devenir del ajedrez a través de las civilizaciones? En este programa, Hiquíngari Carranza, Presidente de la Fundación Kasparov Iberoamérica, enlista los cinco puntos más importantes de la historia del ajedrez. y algunos de nuestros integrantes como el GM Miguel IIlescas, Javier Vargas, o Juan Luis Jaureguiberry nos ofrecen invaluables testimonios sobre su experiencia en el ajedrez

capítulo 3

¿El ajedrez es un deporte? Para ello, conoceremos las posturas de conocidos profesionales, como Leontxo García uno de los principales integrantes de la Fundación Kasparov, Uriel Capó, Maestro Internacional; y Sonia Tello, tres veces campeona nacional. Descubre la historia detrás del Chess Boxing, en una entrevista con el pionero de esta actividad en México: Luis Mdáhuar. Y finalmente, disfruta un debate cómico sobre la pregunta de esta emisión.

Capítulo 4

“El ajedrez es un juego de niños”. A partir de esta premisa, ellos nos contarán las ventajas de jugar ajedrez desde la infancia y nos dirán cómo este juego les ha dejado tantas enseñanzas y por qué les gusta tanto. Uno de ellos platica la historia de cómo se incluyó la reina en el tablero, y a partir de ella construimos una animación de este suceso. Los expertos de la Fundación Kasparov Iberoamérica, Lorena García, Doctoranda en ajedrez y psicopedagogía, y Alejandro Oliva, maestro y músico, enseñan la manera en que este deporte puede ser una herramienta educativa.

Capítulo 5

Hay más posibilidades en una partida de ajedrez que átomos del universo conocido. Este gran umbral probabilístico es tan sólo una de las fascinantes conexiones entre las matemáticas y el ajedrez. En este episodio se exploran varias de ellas a través de los comentarios de los integrantes de la Fundación Kasparov Iberoamérica, Juan Luis Jaureguiberry, autor del libro Jaque a las fracciones, y el Dr. Diego González, profesor investigador en la UAM, quien detalla la lógica matemática detrás de la Leyenda de Sisa y el inicio del ajedrez.

capítulo 6

Una de las grandes enseñanzas del ajedrez es aprender a pensar seriamente antes de realizar cualquier movimiento, por lo que este juego se ha implementado como recurso terapéutico en centros de readaptación social alrededor del mundo. En este episodio visitamos el Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan, donde las internas narran cómo el ajedrez les ha ayudado a reflexionar antes de actuar, y cómo les brinda cierto tipo de libertad. El maestro Alejandro López Ortega platica sobre su experiencia al impartir “ajedrez terapéutico” en los centros de readaptación en México; y por su parte, los expertos de la Fundación Kasparov Iberoamérica en esta materia, Juan Montero, Manuel Azuaga y Martín Tellechea comentan acerca del ajedrez en los sistemas penitenciarios en España y Uruguay. Además, conoce la historia de Claude Bloodgood, un asesino cuya pasión por el juego condujo al gobierno de Estados Unidos a modificar sus leyes.

Capítulo 7

En este programa se reúnen tres grandes figuras para conversar sobre los beneficios que el ajedrez brinda a la sociedad. Garry Kasparov, Campeón Mundial de Ajedrez de 1985 a 2000 y fundador de las Fundaciones Kasparov de Ajedrez en el mundo, comparte su conocimiento sobre la transversalidad de este juego, en una conferencia impartida en el  GRAN ENCUENTRO CON EL AJEDREZ EDUCATIVO UNAM 2017, y después es entrevistado por dos de las piezas clave de la Fundación Kasparov Iberoamérica Leontxo García y  Miguel Illescas. Ellos narran cómo Kasparov se enfrentó contra la primera computadora creada exclusivamente para jugar ajedrez, diseñada por Alan Turing. Finalmente, en una partida de “Ajedrez extremo”, los jugadores viajan a niveles subterráneos.

Capítulo 8

Siguiendo el ejemplo de algunos países europeos, en México ya es una realidad la posibilidad de impartir ajedrez como una materia escolar. Los expertos de la Fundación Kasparov como Esteban Jaureguizar, Analía Bertinat, Lorena García y Marta Amigó, explican los beneficios que esto brindaría a nuestro país. Por su parte, el presidente de la Fundación Kasparov para Iberoamérica, Hiquíngari Carranza, platica sobre los planes de esta organización para incluir al ajedrez en los planes de estudio en las primarias y secundarias.

Continuará todos los lunes por canal once.

TODOS LOS LUNES 20:30 HRS POR CANAL ONCE

¿Sabías qué la práctica del ajedrez Incrementa las capacidades cognitivas?

¿Sabías qué la práctica del ajedrez Incrementa las capacidades cognitivas?

 No se puede exagerar la importancia de pensar eficazmente. Pero pareciera que en la actualidad hay más razones por las que las habilidades del pensamiento son más decisivas que nunca. Hoy los cambios se suceden con muchísima rapidez y es necesario adaptarse a ellos, lo que nos exige una mayor capacidad de acomodarnos a nuevas circunstancias sin olvidar los conocimientos ya adquiridos.

La enseñanza del ajedrez por sí misma modifica positivamente el desempeño de los escolares, pues es un juego de suma cero, esto es, donde los participantes conocen las reglas, se comprometen a su cumplimiento y no hay “cartas escondidas”, los contrincantes conocen el estatus de una partida en todas las fases de su desarrollo. Por eso, el ajedrez ayuda al menor a distinguir rápida y eficientemente lo que Piaget llamaba los ”dos tipos básicos de moralidad”: la heterónoma, determinada por la autoridad de los padres como algo externo, y la autónoma, en la que la regla aparece al niño no ya como exterior e impuesta por los adultos, sino como el resultado de una libre decisión, y como digna de respeto en la medida en que es mutuamente aceptada.

Aprender, respetar y hacer respetar las reglas es ya un gran avance en la educación integral de los escolares. Así, el juego-ciencia logra un equilibrio en el aprendizaje y en la evolución propia de avanzar en el juego mismo, le permitirá al niño una mayor capacidad de abstracción, planificación e integración de ideas (relación entre piezas, estrategias) flexibilidad cognitiva y capacidad de deducción (lo que el contrario puede llegar a mover, y anticiparse a la acción).

En determinado momento las reglas pueden variar, y en el caso del ajedrez se estila jugar partidas de ping pong, come-todo y otras variantes pero el menor aprenderá que esa modificación de las reglas será por consentimiento mutuo.

El ajedrez resulta un instrumento incomparable para trabajar en lo que los maestros llaman “aprender a aprender”, desarrollando aptitudes y talento para el autoaprendizaje a partir del desarrollo de las siguientes habilidades:

-Control de la atención y la concentración (autodisciplina).

-Aplicación de un razonamiento lógico en combinación con la intuición y la imaginación.

-Discriminar la información seleccionando lo esencial y necesario para la solución de un problema.

-Organización y conocimiento del pensamiento propio para la solución de problemas (metacognición).

-Toma de decisiones en situaciones complejas y variables.

En síntesis, el ajedrez promueve excelentemente el logro de la independencia cognoscitiva, que se manifiesta en una adecuada representación del problema y en un proceso mental activo en la búsqueda de las soluciones y en su comprobación.

El ajedrez perfecciona las capacidades para resolver problemas, e influye en el desarrollo socioafectivo de quienes lo practican; desarrolla las habilidades lectoras, de lenguaje, matemáticas y memorísticas, y propicia un pensamiento creativo y original.

El ajedrez nos enseña a tomar decisiones más precisas y rápidas aun bajo presión. Es útil a mujeres y hombres de todas las edades y sin importar cualquier discapacidad niveles socioeconómicos, ya que es una actividad que cuesta muy poco desarrollar.

Por otro lado, hay informes científicos contundentes que muestran la beneficiosa relación entre el ajedrez y la prevención del deterioro cognitivo.

Con el paso de los años existe una tendencia a restringir nuestras actividades y a realizar generalmente los mismos caminos, a movernos en circuitos ya conocidos. En general, con la edad los desafíos son menores y se tratan de evitar los cambios y las personas se habitúan a diversas rutinas. Pero ello, pese a ser cómodo evita que nuestro cerebro se estimule cada vez menos y empieza a reducir su actividad.

La estimulación intelectual que supone la práctica del a ajedrez es un muy buen antídoto para estas situaciones. El ajedrez es un gran estimulador cerebral que colabora con la creación de nuevas conexiones neuronales,
Hay un estudio muy conocido realizado por la neuropsicóloga Isabel de la Fuente que consistía en que 120 personas, cuya edad oscilaba entre 55 y 87 años, aunque el 75% de ellas tenía entre 65 y 79 años se dividieran en dos grupos de 60 personas, casi todas principiantes en ajedrez, uno recibió clases de ajedrez de hora y media semanal durante un año, el otro asistió a otros cursos pero no de ajedrez, ambos pasaron pruebas psicotécnicas antes, durante y después de los cursos. Una de las conclusiones provisionales fue que en el grupo de nuevos ajedrecistas 65% vio aumentado su rendimiento cognitivo, en el otro no hubo mejoría.

Como el anterior, hay muchos más estudios que sostienen al ajedrez como un importante factor de prevención del deterioro cognitivo, pues obliga al análisis y el estudio racional de los problemas. Con ello se mejora la capacidad de memoria a corto plazo, la toma de decisiones y el discernimiento lógico ya que, como vimos, es necesaria la capacidad de concentración, planificación y síntesis.

PARA CONOCER MÁS Y CONVERTIRTE EN UN ACTIVO PROMOTOR Y PROFESOR DEL AJEDREZ BAJO ESTE ENFOQUE, TE INVITAMOS A PARTICIPAR EN NUESTRO MODELO DE CAPACITACIÓN “EL AJEDREZ COMO HERRAMIENTA PEDAGÓGICA Y DE INCLUSIÓN SOCIAL”.

 

AJEDREZ Y MATEMÁTICAS

¿Sabías que la práctica del ajedrez mejora el rendimiento en matemáticas? 

En el origen mismo del juego-ciencia está la relación con las matemáticas. Cuando el rey quiso recompensar al inventor del juego, éste le hizo una petición simple: un grano de trigo por la primera casilla, dos por la segunda, cuatro por la tercera, ocho por la cuarta y así sucesivamente. El resultado fue asombroso: 18 446 073 709 551 616 granos de trigo. Ni aún hoy alcanzaría la cosecha mundial para satisfacer la petición de aquel sabio y se necesitaría un cubo de 60 x 60 metros de la Tierra a la Luna para almacenar dicha cantidad de granos.

El marco teórico en las matemáticas, es decir, los axiomas, teoremas, las demostraciones, los modelos son el homólogo de los principios fundamentales en ajedrez, la teoría de apertura, teoría de finales y las reglas del juego, por nombrar algunos aspectos.

Grandes matemáticos como Georg Pólya, Lindelöf, Carl Gauss, L. Euler, Landau y Donald E. Knuth, entre otros, se han interesado por problemas matemáticos en el ajedrez.

Ahora bien, en la aplicación práctica del ajedrez y su relación con las matemáticas varios estudios científicos en diversos países concluyen que los alumnos que tienen clases de ajedrez mejoran sus resultados en matemáticas y en comprensión lectora, justamente los dos campos en que nuestros países suelen obtener peores resultados en el informe Pisa. También desarrollan más su inteligencia en múltiples formas, incluida la emocional.

El estudio más convincente sobre ajedrez y matemáticas se desarrolló entre 2004 y 2007 en Trier (Alemania), donde todos los alumnos de una clase de primaria sustituyeron una hora semanal de matemáticas por ajedrez (no sólo para jugar, sino aplicado a la enseñanza de matemáticas), mientras los del grupo control seguían recibiendo tres horas de matemáticas semanales y nada de ajedrez. Durante cuatro cursos consecutivos el primer grupo obtuvo mejores resultados en matemáticas. Resultados muy similares se han dado recientemente en Aarhus (Dinamarca) y en la experiencia piloto que se desarrolla en más de 200 colegios de Cataluña por cuarto año.


La enseñanza del ajedrez en los colegios es de gran utilidad para para desarrollar actividad docente y la enseñanza de las matemáticas, pues permite: a) un lugar para aprender disfrutando; b) un material concreto al que se le pueden dar diversos significados; c) un juego que permite la elaboración de problemas abiertos; y d) da poder a los alumnos para crear problemas inesperados y corregirlos.

Por el sólo hecho de jugar ajedrez el alumno realiza actividad matemática pues el tablero tiene un orden cartesiano; también se introduce en la geometría por el movimiento de las diferentes piezas, y en la actividad aritmética en las decisiones de captura de piezas.

En los colegios que incluyen el ajedrez los alumnos aprenden nociones de geometría al relacionar, por ejemplo, el valor de las piezas con lados de polígonos, realizar mosaicos, o itinerarios por el tablero con los movimientos de las piezas.

Los recursos del juego de ajedrez pueden ser muy amplias, y con su enseñanza se han obtenido algunos otros logros:

-Familiarizar a los alumnos con imágenes geométricas

-La identificación de las propiedades que sustentan lo igual en lo que parece diferente

-Evitar la confusión entre los números que representan cantidades de cosas y números que representan relaciones entre esas cosas.

-Qué números se pueden sumar o restar y cuáles se pueden multiplicar o dividir.

El tablero de ajedrez es de gran ayuda en la enseñanza de las matemáticas, pues se puede dividir en partes, como si fuera un pastel o una pizza; tiene casillas que se pueden agrupar de distintas formas, y es un espacio geométrico regular donde las fracciones forman cuadrados y rectángulos.

El tablero puede utilizarse para enseñar números y operaciones, y en un nivel más elemental para la percepción espacial (dentro y fuera del tablero, delante-detrás, derecha-izquierda), conocer el color de las casillas, y las disposición de las filas, las columnas y las diagonales.

PARA CONOCER MÁS AL RESPECTO, Y ESPECIALIZARTE EN LA ENSEÑANZA DEL AJEDREZ BAJO ESTE ENFOQUE..

¿Sabías que el ajedrez ayuda a resolver problemas?

 

 

En una partida de ajedrez cada jugada es un problema distinto y ambos jugadores buscan resolverlo de la mejor forma posible. Muchos ajedrecistas han señalado que una partida brinda un entorno inmejorable para entender y mejorar la manera en que tomamos esas decisiones.

Final del cuadrangular GM UNAM 016. Foto: Manuel Azuaga

En palabras de Garry Kasparov: “debido a su reducido ámbito, el ajedrez proporciona un modelo muy versátil acerca de la toma de decisiones. En el ajedrez, el éxito y fracaso se miden con patrones muy estrictos. Si te equivocas en las decisiones, tu posición se debilita y el péndulo oscila hacia la derrota; si aciertas, se mueve hacia la victoria. Cada uno de los movimientos es el reflejo de una decisión, y, con el tiempo suficiente, podría analizarse con perfección científica si esa decisión fue la más eficaz o no”.

El joven que juega con frecuencia al ajedrez está entrenando su cerebro de forma natural para la resolución continua y eficaz de problemas, adoptando al mismo tiempo un patrón, un esquema mental orientado a buscar soluciones. De ahí que podamos establecer una relación directa entre la práctica del ajedrez y un mejor resultado académico en matemáticas, disciplina en la que el joven también debe resolver problemas de forma sistemática.

En diversos estudios realizados entre escolares de educación básica se ha encontrado diferencias importantes entre aquellos niños que reciben clases de ajedrez y el resto, sobre todo en la solución de problemas y en las actividades que requieren ajuste y cambio del foco atencional, dando una perspectiva de la incidencia favorable del ajedrez en las funciones ejecutivas, que como se sabe, son centrales en el proceso de escolarización.

El pensamiento en desarrollo le permite a los niños ya en la edad de preescolar prever con antelación los resultados de sus acciones y planearlas. A medida que se desarrolla el afán de conocimientos y los intereses de los niños, el pensamiento se va utilizando cada vez más ampliamente para adquirir un conocimiento del mundo circundante.

El niño comienza a planear tareas cognoscitivas, le busca su explicación a los fenómenos que observa. Los preescolares realizan análisis peculiares para encontrarle explicación a las cuestiones que les interesen, analizan los fenómenos, discuten acerca de ellos y hacen sus conclusiones, y al final de la edad preescolar los niños ya son capaces de resolver tareas de bastante dificultad.

El ajedrez impone la necesidad de una generalización adecuada, basada en lo sustancial y no en lo superfluo. Si el jugador no capta correctamente la esencia de la posición y elige un plan inadecuado, esto puede afectar negativamente el equilibrio de la lucha e incluso el resultado de la partida. De ahí que el ajedrecista recibe una retroalimentación bastante inmediata de la corrección y exactitud de sus planes y valoraciones.

Los beneficios intelectuales del ajedrez no terminan aquí. La práctica del juego puede convertirse en un ejercicio para el desarrollo de algunas particularidades individuales del pensamiento. El hecho de ser un actividad individual, donde el jugador debe tomar constantemente sus propias decisiones, contribuye a desarrollar la capacidad de plantearse el nuevo problema y de resolverlo con las propias fuerzas. A esto se le ha llamado independencia de pensamiento y es en ella donde se manifiesta el carácter creador del mismo.

El ajedrez también es de gran ayuda para el desarrollo de la flexibilidad del pensamiento, que consiste en la capacidad de cambiar el camino tomado inicialmente (el plan) para resolver la tarea, si el mismo no satisface los requerimientos de la situación.

La solución adecuada de problemas definirá la personalidad del individuo. Por ejemplo, se dice que el ajedrez ayuda a tomar decisiones, pues el jugador se enfrenta durante la partida a continuas situaciones problemáticas que debe resolver por sí mismo. Para ello debe evaluar previamente las diversas posibilidades, o sea, tomar determinadas garantías de seguridad antes de elegir una alternativa.

La necesidad de aplicar sucesivamente en la partida las decisiones tomadas (sacrificar una pieza, llevar a cabo determinado plan) contribuye a modelar la voluntad, a formar un carácter resuelto y a estabilizar las emociones.

APRENDE MÁS DEL TEMA, TE INVITAMOS A QUE FORMES PARTE DE LOS MILES DE PROFESORES QUE YA CUENTAN CON UNA HERRAMIENTA PARA ENSEÑAR Y APRENDER JUGANDO…

        MODELO DE CAPACITACIÓN EL AJEDREZ COMO HERRAMIENTA   PEDAGÓGICA Y DE INCLUSIÓN SOCIAL.

EL AJEDREZ Y LA CAPACIDAD INTELECTUAL

Capacidad intelectual

Desde la opinión de Goethe según la cual “este juego es un campo experimental de pruebas para el cerebro”, hasta la diatriba de uno de sus máximos exponente, José Raúl Capablanca, quien aseguraba que para jugar ajedrez no se necesita inteligencia”, de todas maneras en el imaginario popular el ajedrez ha sido visto como un juego para superdotados y para personas con un elevado cociente intelectual. Pero lo anterior no es del todo cierto.

Los diccionarios definen la inteligencia con una lista de aptitudes y habilidades: “Capacidad de entender o comprender. Capacidad de resolver problemas. Conocimiento, comprensión, acto de entender. Habilidad, destreza y experiencia.”

Para los académicos la inteligencia es la capacidad de asimilar, guardar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas, cosa que también pueden hacer los animales e incluso los ordenadores.

Pero el ser humano va más allá. Controla y dirige sus operaciones mentales y todas las actividades que manejan información. El ser humano tiene la capacidad de integrar estas actividades mentales y de hacerlas voluntarias, como ocurre con nuestra atención o con el aprendizaje, que deja de ser automático como en los animales para focalizarlo hacia determinados objetivos.

Una definición aceptada de inteligencia dice que es “la aptitud que nos permite recoger información de nuestro interior y del mundo que nos circunda, para responder adecuadamente a las demandas de la vida cotidiana.

Los investigadores Bilalić, McLeod and Gobet en su artículo “Does chess need intelligence? A study with young chess players”, publicado en la revista Intelligence, en septiembre-octubre 2007, analizan la posible correlación entre inteligencia y habilidad para jugar al ajedrez. Estudiaron a 57 jugadores jóvenes tanto con un test de inteligencia, como midiendo sus años de experiencia y sus horas de práctica a la semana. Encontraron que la práctica es el factor más influyente en el rendimiento ajedrecístico, sin embargo la inteligencia es el siguiente factor que influye. Ahora bien, al escoger a los 23 mejores jugadores entre los 57, resulta que la inteligencia no es un factor significativo en los resultados, incluso, parece que ¡se correlaciona negativamente con la destreza ajedrecística! Este resultado inesperado se explica por la correlación negativa entre inteligencia y práctica del ajedrez entre esos 23 “mejores” jugadores.

Ahora bien, aunque no sea imprescindible ser muy inteligente para jugar al ajedrez, lo cierto es que este juego requiere que nuestro cerebro funcione a pleno rendimiento durante una partida.

Las miles y variadas alternativas y combinaciones en una partida de ajedrez exigen un esfuerzo de concentración y atención extraordinarios, pues se trata de un proceso continuado de constante valoración, en donde el pensamiento lógico y las habilidades para la abstracción se entrenan permanentemente, algo que se refleja de inmediato en otras áreas del desempeño de las personas.

El ajedrez ayuda a desarrollar las capacidades de pensar, razonar e imaginar porque se ejerce continuamente la reflexión y el análisis, pero ello puede significar que la inteligencia no se encuentra en relación directa con lo duro que trabaja el cerebro, si no con la eficacia con que lo hace.

Las investigaciones en torno al juego-ciencia indican que ayuda al desarrollo de cinco de las ocho inteligencias señaladas por Howard Gardner (Premio Príncipe de Asturias 2011): lógico-matemática, lingüística, espacial, intrapersonal e interpersonal.

La competencia intelectual es una habilidad necesaria para realizar funciones mentales que nos permite resolver tareas o tomar las mejores decisiones. La idoneidad intelectual se expresa de distintas maneras, por ejemplo la memoria a corto y a largo plazo, el pensamiento creativo o el vocabulario, en donde se destaca la facilidad para aprender nuevas palabras y usarlas adecuadamente.

En un ambiente académico la capacidad intelectual se manifiesta, entre otras expresiones, por la eficacia para mantenerse pensando durante periodos prolongados que exigen elevada atención y comprensión, o en un ambiente laboral, en donde se exteriorizan las habilidades para la concentración y la prontitud para tomar decisiones. Muy claramente en las destrezas que capacitan para ejercer liderazgo.

Daniel Farias Bertot, investigador cubano publicó su ensayo “Impacto del ajedrez en el desarrollo de habilidades intelectuales en niños de 8 a 12 años”.

Los resultados más relevantes fueron: “Los niños después de recibir clases de ajedrez elevaron rasgos de la personalidad, desarrollando habilidades Intelectuales tales como atención y concentración, la observación, la memoria, cálculo y evaluación, razonamiento lógico-matemático y el análisis.”

Farías agregó que “resulta obvio decir que la mejora de todos estos aspectos en el estudiante que practica el ajedrez acarrea un evidente e inevitable incremento en su rendimiento escolar, que se manifiesta no sólo en su expediente académico sino en su grado de madurez personal. También desarrolla valores como disciplina, colectivismo, respeto a reglamentos, leyes y normas de comportamiento y deportividad ante victorias y derrotas.”

 

Kaspárov conquista la UNAM

Del 27 al 30 de octubre la Fundación Kaspárov de Ajedrez para Iberoamérica celebró con gran éxito de público el Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo UNAM 2016 en las inmediaciones del Centro Cultural Universitario.

Para la inauguración del certamen se contó con la presencia estelar del que, para muchos, es sin duda el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos, mito y leyenda del juego ciencia: el excampeón mundial Garry Kaspárov.

15

De izquierda a derecha: Hiquíngari Carranza, presidente de la FKAI, Leontxo Gª y Garry Kaspárov. Foto: Manuel Azuaga.

leontxo-inauguracion-k

El periodista especializado en ajedrez Leontxo Gª se dirige a la audiencia. Foto: Manuel Azuaga

Numerosas personalidades de la vida política, cultural y académica acudieron a la cita con el ánimo de disfrutar de un acto que ha sido considerado por los medios como histórico, a la vista del gran despliegue de actividades que incluía el programa. La visita del Ogro de Bakú despertó entre la audiencia una enorme expectación.

in-collage

En el marco de la inauguración del Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo se proyectó el pre-estreno de la película La Reina de Katwe, una producción de la factoría Disney basada en la historia real de Phiona Mutesi, una niña ugandesa que encontró en el ajedrez algo más que un juego, una tabla de salvación que le permitió abandonar la pobreza y la marginalidad de su pueblo.  El público vibró con la cinta y aplaudió emocionado desde las butacas de la sala Nezahualcóyotl de la UNAM.

screenshot_4

Hiquíngari Carranza, Leontxo Gª y Garry Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

Durante el fin de semana posterior a la inauguración la UNAM se convirtió en un tablero viviente de ajedrez, mágico por su espectacularidad, con un sinfín de actividades culturales, teatro, música, un torneo para los más pequeños, la celebración de un torneo internacional cuadrangular, un congreso activo con talleres prácticos (impartidos por los mejores expertos en ajedrez pedagógico, social y terapéutico) y un seminario internacional titulado “Ajedrez y sociedad”, bajo la dirección del GM Miguel Illescas y el experto en ajedrez Leontxo Gª. Más de 7000 personas participaron directamente en alguna de las actividades programadas, si bien la afluencia global al recinto supera con creces los 20.000 visitantes.

screenshot_16

La UNAM se convirtió, por unos días, en un tablero de ajedrez. Foto: Manuel Azuaga

screenshot_25

Entrega de certificados a egresados curso de capacitación FKAI

sc

Tablero gigante para las familias

screenshot_27

Parte del equipo de ponentes de la Fundación Kaspárov en el recinto de la UNAM

dsc_0508

Eduardo Iturrizaga frente al mexicano Gilberto Hernández en el torneo cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

El cuadrangular, por cierto, lo ganó el GM peruano Julio Granda, quien derrotó en una final de infarto, en el desempate, al venezolano Eduardo Iturrizaga. En breve podrán leer un crónica con todos los detalles y las partidas.

Final del cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

Final del cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

Posición final que dio la victoria a Granda, tras Axd4!

Posición final que dio la victoria a Granda, tras Axd4!

El plato fuerte del encuentro fue, de nuevo, la presencia de Garry Kaspárov, el domingo, quien en su conferencia magistral  “Redes universitarias” subrayó la importancia de la educación y la formación como únicas herramientas válidas para hacer frente a un futuro incierto y tecnológico en el que los jóvenes de hoy tendrán que trabajar en un contexto desconocido,  un nuevo paradigma que ni siquiera podemos aventurar; y es ahí donde el ajedrez puede ser útil, ayudándoles a tomar las mejores decisiones.

screenshot_2

Kaspárov durante su conferencia en la UNAM. Foto: Manuel Azuaga

screenshot_7

El GM Alejandro Ramírez hizo de traductor de Garry Kaspárov durante la entrevista posterior a la conferencia. Foto: Manuel Azuaga

¿Se considera un genio?, fue la pregunta. Y este fue el gesto de Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

¿Se considera un genio?, fue la pregunta. Y este fue el gesto de Kaspárov. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov sonríe junto a Miguel Illescas y Leontxo Gª. Foto: Manuel Azuaga

Kaspárov sonríe junto a Miguel Illescas y Leontxo Gª. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov, en un momento de la entrevista. Foto: Manuel Azuaga

La mirada del Ogro de Bakú. Foto: Manuel Azuaga

La mirada del Ogro de Bakú. Foto: Manuel Azuaga

El público acudió en masa para oír a la leyenda del ajedrez.

El público acudió en masa para oír a Kasparov, leyenda del ajedrez.

Kasparov posa con miembros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México

Kaspárov posa con miembros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México

Kaspárov con las mujeres del equipo de ponentes de la FKAI

Kaspárov con las “chicas” del equipo de ponentes de la FKAI

Los "chicos" de la FKAI junto a Garry

Los “chicos” de la FKAI junto a Garry

El Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo UNAM 2016 tuvo un broche de oro musical con el concierto que ofreció el pianista Roberto Bravo y la violinista Montserrat Prieto. El dúo chileno deleitó a un público que, a esas alturas, ya estaba entregado a una noche sin luna pero mágica y que será recordada por mucho tiempo.

Virtuosismo al piano y al violín. Foto: Manuel Azuaga

Virtuosismo al piano y al violín. Foto: Manuel Azuaga

 

La Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica pugna por incluir al ajedrez en la currícula de educación básica

El pasado lunes 26 de octubre, en el Senado de la República, se llevó a cabo una conferencia de prensa, convocada por el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, quien estuvo acompañado por la Senadora Blanca Alcalá, Presidenta de la Comisión de Cultura del Senado, por el Presidente de la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica, Hiquíngari Carranza Torres, y por el Mtro. Leontxo García.

La conferencia tuvo como propósito sensibilizar a la opinión pública acerca de la necesidad de legislar en torno al ajedrez como una herramienta pedagógica, capaz de mejorar los niveles educativos de los jóvenes estudiantes de 3 a 18 años, en materias como matemáticas y comprensión de lectura. Al respecto, Leontxo García destacó el caso de España, que apenas en febrero pasado promulgó una propuesta, por unanimidad, para que todas las Comunidades Autónomas de esa nación incluyan al ajedrez dentro de sus planes y programas educativos.

De la misma manera, se presentó al ajedrez como un elemento de integración social, capaz sin duda de reducir los crecientes fenómenos de violencia y delincuencia entre la juventud mexicana, al mismo tiempo que una actividad que facilita la reinserción social de personas en situación de reclusión. En la conferencia, de hecho, se señaló que la Fundación Kasparov firmó un convenio con la Comisión Nacional de Seguridad para llevar el ajedrez a los internos de los CEFERESOS, con el fin de proporcionarles elementos para encaminarlos hacia procesos de reinserción social.

Alejandro Encinas y Blanca Alcalá repasando los informes de la Fundación Kasparov

Alejandro Encinas y Blanca Alcalá repasando los informes de la Fundación Kasparov

Hiquíngari Carranza y el senador Encinas estrechando sus manos

Hiquíngari Carranza y el senador Encinas estrechando sus manos

El Senador Alejandro Encinas, en su calidad de presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, aseguró que se puede llegar a un acuerdo para introducir reformas a la Ley General de Educación en el artículo 14, y proponer la adición de una fracción IX Bis que  establece la obligación del Estado de “promover y difundir el ajedrez, como estrategia para mejorar la cohesión y la integración sociales y fortalecer la creatividad, la intuición, la memoria y las capacidades analíticas del educando”.

Hiquíngari Carranza destacó que la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica, en octubre del 2014, introdujo tanto en la Cámara de Diputados como en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal sendas propuestas para que el ajedrez se integre en el sistema educativo, al igual que en otras actividades de corte social y de salud.

A su vez, la Senadora Alcalá, como Presidenta del Parlatino para el período 2015 – 2017, se comprometió a estudiar con profundidad el tema y llevarlo a esa instancia, con el fin de darle un carácter regional.

todos

 

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/sociedad/2015/10/26/encinas-propone-se-imparta-materia-de-ajedrez-en-mexico