Kaspárov conquista la UNAM

Del 27 al 30 de octubre la Fundación Kaspárov de Ajedrez para Iberoamérica celebró con gran éxito de público el Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo UNAM 2016 en las inmediaciones del Centro Cultural Universitario.

Para la inauguración del certamen se contó con la presencia estelar del que, para muchos, es sin duda el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos, mito y leyenda del juego ciencia: el excampeón mundial Garry Kaspárov.

15

De izquierda a derecha: Hiquíngari Carranza, presidente de la FKAI, Leontxo Gª y Garry Kaspárov. Foto: Manuel Azuaga.

leontxo-inauguracion-k

El periodista especializado en ajedrez Leontxo Gª se dirige a la audiencia. Foto: Manuel Azuaga

Numerosas personalidades de la vida política, cultural y académica acudieron a la cita con el ánimo de disfrutar de un acto que ha sido considerado por los medios como histórico, a la vista del gran despliegue de actividades que incluía el programa. La visita del Ogro de Bakú despertó entre la audiencia una enorme expectación.

in-collage

En el marco de la inauguración del Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo se proyectó el pre-estreno de la película La Reina de Katwe, una producción de la factoría Disney basada en la historia real de Phiona Mutesi, una niña ugandesa que encontró en el ajedrez algo más que un juego, una tabla de salvación que le permitió abandonar la pobreza y la marginalidad de su pueblo.  El público vibró con la cinta y aplaudió emocionado desde las butacas de la sala Nezahualcóyotl de la UNAM.

screenshot_4

Hiquíngari Carranza, Leontxo Gª y Garry Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

Durante el fin de semana posterior a la inauguración la UNAM se convirtió en un tablero viviente de ajedrez, mágico por su espectacularidad, con un sinfín de actividades culturales, teatro, música, un torneo para los más pequeños, la celebración de un torneo internacional cuadrangular, un congreso activo con talleres prácticos (impartidos por los mejores expertos en ajedrez pedagógico, social y terapéutico) y un seminario internacional titulado “Ajedrez y sociedad”, bajo la dirección del GM Miguel Illescas y el experto en ajedrez Leontxo Gª. Más de 7000 personas participaron directamente en alguna de las actividades programadas, si bien la afluencia global al recinto supera con creces los 20.000 visitantes.

screenshot_16

La UNAM se convirtió, por unos días, en un tablero de ajedrez. Foto: Manuel Azuaga

screenshot_25

Entrega de certificados a egresados curso de capacitación FKAI

sc

Tablero gigante para las familias

screenshot_27

Parte del equipo de ponentes de la Fundación Kaspárov en el recinto de la UNAM

dsc_0508

Eduardo Iturrizaga frente al mexicano Gilberto Hernández en el torneo cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

El cuadrangular, por cierto, lo ganó el GM peruano Julio Granda, quien derrotó en una final de infarto, en el desempate, al venezolano Eduardo Iturrizaga. En breve podrán leer un crónica con todos los detalles y las partidas.

Final del cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

Final del cuadrangular. Foto: Manuel Azuaga

Posición final que dio la victoria a Granda, tras Axd4!

Posición final que dio la victoria a Granda, tras Axd4!

El plato fuerte del encuentro fue, de nuevo, la presencia de Garry Kaspárov, el domingo, quien en su conferencia magistral  “Redes universitarias” subrayó la importancia de la educación y la formación como únicas herramientas válidas para hacer frente a un futuro incierto y tecnológico en el que los jóvenes de hoy tendrán que trabajar en un contexto desconocido,  un nuevo paradigma que ni siquiera podemos aventurar; y es ahí donde el ajedrez puede ser útil, ayudándoles a tomar las mejores decisiones.

screenshot_2

Kaspárov durante su conferencia en la UNAM. Foto: Manuel Azuaga

screenshot_7

El GM Alejandro Ramírez hizo de traductor de Garry Kaspárov durante la entrevista posterior a la conferencia. Foto: Manuel Azuaga

¿Se considera un genio?, fue la pregunta. Y este fue el gesto de Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

¿Se considera un genio?, fue la pregunta. Y este fue el gesto de Kaspárov. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov sonríe junto a Miguel Illescas y Leontxo Gª. Foto: Manuel Azuaga

Kaspárov sonríe junto a Miguel Illescas y Leontxo Gª. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov. Foto: Manuel Azuaga

Kasparov, en un momento de la entrevista. Foto: Manuel Azuaga

La mirada del Ogro de Bakú. Foto: Manuel Azuaga

La mirada del Ogro de Bakú. Foto: Manuel Azuaga

El público acudió en masa para oír a la leyenda del ajedrez.

El público acudió en masa para oír a Kasparov, leyenda del ajedrez.

Kasparov posa con miembros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México

Kaspárov posa con miembros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México

Kaspárov con las mujeres del equipo de ponentes de la FKAI

Kaspárov con las “chicas” del equipo de ponentes de la FKAI

Los "chicos" de la FKAI junto a Garry

Los “chicos” de la FKAI junto a Garry

El Gran Encuentro con el Ajedrez Educativo UNAM 2016 tuvo un broche de oro musical con el concierto que ofreció el pianista Roberto Bravo y la violinista Montserrat Prieto. El dúo chileno deleitó a un público que, a esas alturas, ya estaba entregado a una noche sin luna pero mágica y que será recordada por mucho tiempo.

Virtuosismo al piano y al violín. Foto: Manuel Azuaga

Virtuosismo al piano y al violín. Foto: Manuel Azuaga

 

La Fundación Kasparov formará a miles de profesores de ajedrez en México de la mano de expertos internacionales

 Ponenentes con nombre

La Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica formará a miles de nuevos profesores en el marco del 3er Seminario de Capacitación y Certificación para Profesores de Ajedrez. El ajedrez como herramienta pedagógica que tendrá lugar en México del 20 al 27 de octubre.

Screenshot_5

Un equipo de prestigiosos ponentes internacionales, todos con un currículum de primer nivel en la materia, participarán bajo la coordinación de dos piezas pesadas del tablero: Miguel Illescas, ocho veces Campeón de España, director de la revista Peón de Rey, reputado conferenciante; y Leontxo García, periodista, divulgador y embajador del noble juego y de los múltiples beneficios de su enseñanza y práctica frecuente.

Screenshot_1

El principal objetivo de esta convocatoria sigue la filosofía marcada desde un inicio por la Fundación Kasparov, que no es otra que la de proporcionar a los alumnos inscritos (en su mayoría maestros, ajedrecistas, estudiantes, jubilados e interesados en general) los recursos y habilidades necesarios para que sean ellos mismos los que apliquen estas enseñanzas ajedrecísticas y emprendan proyectos propios en escuelas u otros ámbitos educativos. Más aún, la visión global del seminario no solo incluye la concepción del juego-ciencia como una herramienta pedagógica de gran valor, sino que incorpora una cuidada metodología que también permitirá al alumno dirigir sus proyectos de ajedrez hacia la integración social de los colectivos más desfavorecidos. El ajedrez se constituye, por tanto, como un elemento que educa, forma en valores y socializa.

Screenshot_2

El curso está dividido en dos bloques, una fase presencial de dos días de duración y una segunda fase on line, de 4 meses de duración.

Screenshot_3

Jugar al ajedrez ejercita ambos hemisferios cerebrales

Sabías qué

Nuestro cerebro está divido en dos hemisferios: el derecho y el izquierdo. Cada uno de ellos se encarga de distintas áreas funcionales. Así, el hemisferio izquierdo es el responsable de funciones como el cálculo, la estrategia, el aprendizaje de los idiomas, la comprensión de las reglas, la racionalidad o la lógica. Por su lado, el hemisferio derecho es el responsable de funciones más emocionales como la creatividad, la intuición, el reconocimiento de imágenes o incluso la curiosidad.

Pero claro, el cerebro humano es un gran desconocido aún, a pesar de los grandes avances logrados por la Neurobiología y la Psicología a partir del siglo XIX. La psicóloga especializada en psicología clínica María Rodrigo Yanguas (Maestra FIDE de ajedrez y Entrenadora Superior) explica en un excelente artículo cómo funciona y qué pasa en nuestro cerebro cuando jugamos al noble juego. El texto ha sido publicado recientemente bajo el título “¿Qué ocurre cuando jugamos una partida de ajedrez?” en la revista Ajedrez social y terapéutico, editada por el Club Magic de Ajedrez de Extremadura.

Screenshot_1

Según Rodrigo Yanguas “son numerosas las regiones cerebrales que se activan cuando jugamos una partida de ajedrez”. Además, explica, todas las áreas del cerebro están interconectadas, gracias a las hormonas que segregamos y a unas biomoléculas que envían información de una neurona a otra, mediante lo que se conoce como sinapsis. Estas biomoléculas son los neurotransmisores y, si profundizan en el artículo que nos ocupa, podrán entender, por ejemplo, por qué “engancha” tanto jugar al ajedrez.

Screenshot_2

Pero volvamos a los hemisferios derecho e izquierdo. Parece muy evidente que cuando jugamos una partida de ajedrez ponemos en funcionamiento áreas que afectan a ambos hemisferios: visión estrategia, reconocimiento de imágenes, memoria, cálculo, anticipación, creatividad, control de los impulsos….

ajedrez y espejo

Según un estudio publicado en Nature por Ognjen Amidzic y otros colegas de la Universidad de Constanza (Alemania), un Gran Maestro o un Maestro Internacional de ajedrez utiliza más la corteza central y parietal del cerebro que es donde se encuentran almacenados los recuerdos consolidados, mientras que una aficionado emplea más el lóbulo temporal medio.

Screenshot_3

Esto quiere decir que un Gran Maestro, ante una posición en el tablero, recupera continuamente de sus recuerdos posiciones similares y las compara con la actual. En cambio, un jugador amateur se esfuerza en cada posición como si fuera la primera que ve en una nueva partida. Esto explica que a un aficionado le cueste más tiempo llegar a la misma respuesta que a un Gran Maestro. Y que con frecuencia, ni siquiera logre alcanzar la misma solución que el GM.

Pero aún así, lo mas relevante del estudio es que tanto los Grandes Maestros como los jugadores aficionados activan, mientras juegan al ajedrez, distintas áreas localizadas en los dos hemisferios del cerebro. Es un proceso simultáneo. El prestigioso diario The New York Times se hizo eco de esta conclusión en su sección dedicada a la Ciencia.

Foto: The New York Times (Tom White)

Foto: The New York Times (Tom White)

Por otra parte, en un estudio realizado por el Departamento de Radiología del Hospital de la Universidad de Sichuan, Chengdú (China), conjuntamente con otros profesionales y expertos en Psicología, se ha demostrado algo sorprendente: los Grandes Maestros de ajedrez son capaces de desconectar algunas funciones del cerebro. Podríamos hablar de un “piloto automático” que todos tenemos y que es el “culpable” de que generemos pensamientos espontáneos o errantes que no están conectados a una tarea específica. En otras palabras, estos pensamientos espontáneos del cerebro nos distraen y dificultan nuestra capacidad de atención, tan necesaria en el tablero. Por tanto, un Gran Maestro, al desconectar este “piloto automático”,  es capaz de concentrar toda su energía en aquellas áreas del cerebro que son realmente importantes para resolver los problemas que se le presenta en la partida.

Screenshot_4

Para la realización de este importante estudio científico, también publicado por la revista Nature y avalado por el Ministerio de Educación de China, se tomó una muestra de 29 jugadores de ajedrez profesionales, de los cuales 23 superaban los 2.200 puntos ELO. Al mismo tiempo, el grupo control lo formaban otros 29 jugadores con conocimientos elementales del juego.

Así que ya saben, jugar frecuentemente al ajedrez ejercita ambos hemisferios cerebrales, una razón más para practicar este increíble y noble juego.

Si quieres seguir conociendo todos los alcances y beneficios del ajedrez, su enseñanza y su aplicación social, no lo dudes, inscríbete ya al 3er Seminario de Capacitación y Certificación para Profesores de Ajedrez. El ajedrez como herramienta pedagógica que tendrá lugar en México el próximo mes de octubre.

Inscripción

Foto seminario

“La dama del ajedrez” llega a México de la mano de su director Agustí Mezquida

Agustí OK

Agustí Mezquida (productor, guionista, realizador) llegaron los estudios de José Antonio Garzón, periodista, escritor e investigador que, tras más de 15 años de estudios y dedicación, demostraba que el primer tratado del ajedrez moderno fue obra del judío segorbino (de Segorbe, municipio español de la Comunidad de Valencia) Francesc Vicent. Este tratado es conocido bajo el título Llibre dels jochs partits dels schacs en nombre de 100 (Libro de los juegos y partidas del ajedrez en número de 100). Incluso se sabe que la obra se imprimió el 15 de mayo de 1495 en la imprenta de Lope de Roca y Pedro Trincher, lo que rompe con otras versiones de la historia que hacían referencia a la obra de Lucena (1497) o a la de un tal Pedro Damiano (1512) como primer punto de partida del ajedrez tal como hoy lo conocemos.

José Antonio Garzón, reconocido experto en historia del ajedrez

José Antonio Garzón, reconocido experto en historia del ajedrez

Mezquida quedó tan maravillado por esta revelación sobre el origen del ajedrez moderno que decidió llevar esta documentada epopeya a las pantallas. Así nació la película-documental La dama del ajedrez, un film que la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica va a proyectar para todos los públicos en distintas sedes culturales de México.

Agustí Mezquida, director de la película-documental

Agustí Mezquida, director de la película-documental

El ciclo La dama y el ajedrez contará con la presencia estelar de Agustí Mezquida, quien participará en distintos coloquios y mesas redondas.

Programación confirmada:

Ag6

En el marco del Primer Festival de Ajedrez Córdoba 2015 los actos y días previstos son:Screenshot_5

Estamos ante una oportunidad única que hará felices a todos aquellos amantes del noble juego. Entender el origen del ajedrez sin duda hará comprender mejor su verdadero alcance como patrimonio cultural de la humanidad.

Más información en:

Centro Cultural de España en México

www.cordoba.org.mx

Cordobaenlinea

Institut Ramón Llul

El Rincón del Ajedrez (entrevista en radio con Agustí Mezquida y José A. Garzón)

www.origenvalencianodelajedrez.com

 

 

 

Panamá. 1er Seminario de Capacitación y Certificación para profesores de Ajedrez

Ya puedes inscribirte en el 1er Seminario de Capacitación y Certificación para Profesores de Ajedrez. El ajedrez como herramienta pedagógica que tendrá lugar en Panamá el próximo octubre.

En el curso, dividido en dos fases, una presencial y otra on line, podrás obtener la formación que necesitas sobre ajedrez y pedagogía, ajedrez infantil, métodos didácticos y transversales en el aula, los usos sociales del ajedrez con colectivos vulnerables y sus posibles aplicaciones terapéuticas.

El equipo conformado de ponentes tiene el máximo reconocimiento internacional.

Ponentes 1

Ponentes2 Ponentes3 Ponentes4

Leontxo García, periodista y reconocido experto internacional especializado en ajedrez, nos brinda un interesante testimonio sobre los estudios científicos que acreditan la validez del ajedrez como gimnasia mental. 

Según explica Leontxo, “la práctica del ajedrez podría prevenir la enfermedad de Alzheimer”. De otro lado, también existen estudios que indican que “los poquísimos ajedrecistas que han sufrido Alzheimer, un porcentaje bajísimo, tardan mucho más que las demás personas en desarrollar la enfermedad, lo que cual aumenta enormemente su calidad de vida y también la de sus familiares”.

Screenshot_2

Fotograma del cortometraje “Geri’s Game” de la factoría Pixar (1997)

Otras voces, como la del reconocido investigador y neurólogo catalán Martí Massó, avalan las tesis de Leontxo y defiende como lema de vida saludable que “el ajedrez es el mejor gimnasio de la mente”.

El Alzheimer es una enfermedad que afecta, fundamentalmente, a la memoria y la concentración, que son las dos capacidades que más se desarrollan jugando al ajedrez. Esto bien podría explicar el resultado del estudio realizado en el Instituto Albert Einstein de Nueva York, con más de 400 personas de avanzada edad, en el que se concluyó que actividades como el ajedrez, el baile, realizar puzles o bailar ayuda a mejorar la reserva cognitiva de quienes lo practica y, por tanto, favorece la prevención de enfermedades seniles.

Si quieres seguir aprendiendo de la mano de los ponentes más reconocidos en el panorama internacional, no lo dudes. Inscríbete en el 1er Seminario de Capacitación y Certificación para Profesores de Ajedrez. El ajedrez como herramienta pedagógica.

Inscripción

¡Te esperamos!

Cortinilla Panamá

Ajedrez y TDAH

Recientemente el Dr. Hilario Blasco, psiquiatra en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, ha conseguido que su estudio Eficacia del entrenamiento en ajedrez para el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) sea aceptado para su publicación inmediata en la prestigiosa Revista de Psiquiatría y Salud Mental.

Según el doctor, premiado en 2013 como el mejor investigador emergente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, el ajedrez se ha demostrado eficaz en este uso terapéutico porque “estimula funciones cognitivas que están comprometidas en el TDAH”.

TDAH

Imagen facilitada por el Dr. Hilario Blasco 

Si quieren profundizar en este interesante asunto les invitamos a que puedan oír la entrevista que le realizaron al insigne doctor en El Rincón del Ajedrez, un programa de radio semanal asociado a la Fundación Kasparov.

 

 

El ajedrez al rescate

Editorial del diario El País a propósito de la aprobación por el Parlamento de la iniciativa que promueva al ajedrez como asignatura en las escuelas españolas.

EL CONGRESO APRUEBA LA INTRODUCCIÓN DEL MILENARIO JUEGO

EN EL PROGRAMA ESCOLAR

Tiene una dimensión lúdica evidente, pero el ajedrez es mucho más que un juego o un deporte. Numerosos estudios han demostrado que es también una poderosa herramienta para el desarrollo de procesos cognitivos esenciales para el aprendizaje. No solo enseña a pensar y tomar decisiones, sino que potencia la inteligencia emocional y ayuda a transmitir valores.

Esta es la razón por la que la Unesco decidió en 1995 recomendar a todos los países miembros que el ajedrez fuera incorporado como materia educativa en la enseñanza primaria y secundaria. El miércoles pasado, la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados decidió, por unanimidad de los ocho partidos que la componen, proponer que este juego milenario pase a formar parte de la vida escolar de los niños españoles, especialmente entre los seis y los nueve años.

La recomendación no puede ser más acertada y debería ser rápidamente atendida por las autoridades educativas. No se trata de fomentar torneos de los que surjan campeones mundiales —aunque si los hay, mejor—, sino de potenciar en todos los niños las habilidades cognitivas que este juego proporciona. La lista es larga. Desarrolla los mecanismos de la lógica y el pensamiento analítico; aumenta la concentración y la capacidad de abstracción necesaria para imaginar escenarios variables; entrena la habilidad para planificar y anticiparse a los movimientos, enseña a visualizar mentalmente diferentes itinerarios posibles y calcular las consecuencias de cada movimiento en unescenario cambiante. Fomenta, por tanto, la capacidad de relación y de decisión.

En resumen, entrena procesos mentales necesarios para abordar cualquier aprendizaje y, en consecuencia, para afrontar la vida. Pero hay dos áreas educativas que se benefician muy especialmente de las bondades pedagógicas del ajedrez: las matemáticas y el dominio del lenguaje. Precisamente, aquellas en las que los alumnos españoles presentan mayores carencias.

Los sucesivos informes PISA han mostrado que los escolares españoles obtienen una puntuación bastante inferior a la media de la OCDE —entre 10 y 15 puntos por debajo— tanto en matemáticas como en comprensión lectora. Es, pues, una muy buena idea que el ajedrez salga ahora al rescate de estos escolares.

Entrevista de Juan Antonio Montero con Hiquíngari Carranza

La siguiente entrevista fue realizada durante el desarrollo del Curso Presencial, efectuado en la ciudad de México, en octubre pasado, por Juan Antonio Montero, director del Club Chess Magic de Extremadura, y apareció publicada en la revista que dirige el propio Montero, Ajedrez Social y Terapeútico, núm. 8, diciembre de 2014.

Hiquíngari Carranza es Presidente ejecutivo de la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica, con sede en Ciudad de México DF. Carranza es experto en estrategia y comunicación cultural, y lleva más de treinta años dedicado al diseño y dirección de eventos culturales, en México y en otros países del mundo. Dirige desde 1981 el Centro Cultural “El Juglar”, y entre sus últimas iniciativas de gran impacto desde la Fundación Kasparov, está la organización en el mes de octubre en la capital mexicana un multitudinario Seminario de capacitación para formar profesores de ajedrez.

“Kasparov es un gigante en el mundo del ajedrez y me congratulo de impulsar con él un sueño compartido, promoviendo un proyecto titánico que vincula el ajedrez a la educación y al desarrollo social”presentación

HIQUINGARI 2

  1. En primer lugar y para situar a los lectores, ¿qué es y qué objetivos tiene la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica?

Tengo que comenzar diciendo que en los últimos años, la inclusión del ajedrez en la formación educativa de nuestros niños y jóvenes, ha avanzado sustantivamente. Esto sobre todo a partir de que la UNESCO emitió en 1995 la trascendente recomendación, a todos sus países miembros (más de 190),

enfatizando la importancia de incorporar el ajedrez como parte de la política escolar. La mala noticia es que a pesar de esto, la presencia del ajedrez en las naciones de América Latina es todavía muy insuficiente, y está muy por debajo de lo que nuestros países realmente requieren, es decir algo que permitiese incidir en la consolidación de un mejor futuro para nuestra sociedad y nuestros menores. Por ello, la Fundación Kasparov de Ajedrez para Iberoamérica, convencida de los enormes beneficios y fortalezas que da el ajedrez, como herramienta pedagógica para la enseñanza y como instrumento que puede ayudar a enfrentar y corregir a través de su práctica sistematizada y asistida, el menoscabo social por el que atraviesa la región, ha emprendido una cruzada que pretende acercar el ajedrez a millones de niños y jóvenes iberoamericanos y, de manera muy especial a aquellos que sufren el embate de los más violentos flagelos sociales, los que han socavado la posibilidad de la convivencia, y lastiman hondamente el sentimiento comunitario local. Partiendo de ello, se comprenderá que, para formar a millones de niños y jóvenes, lo primero que debemos hacer es capacitar a decenas de miles de profesores de ajedrez, inexistentes en la actualidad. De ahí que nuestra primera actividad haya sido justamente la organización de un Seminario de Capacitación y Certificación para Profesores de Ajedrez.

  1. He tenido la suerte de asistir como ponente al Seminario de Capacitación celebrado en México DF, y a mí y a muchos de mis compañeros ponentes nos ha parecido asombroso el éxito de este evento, con un número aproximado de 2 500 participantes. ¿Nos podría comentar, como organizador, su valoración?

Sin duda ha sido una experiencia muy exitosa, superamos las proyecciones más optimistas. Estoy muy contento y satisfecho por ello, pero no puedo dejar de señalar que el éxito de este evento es indudablemente un logro compartido, entre cientos y cientos de voluntades. El éxito es fruto de la acumulación de diferentes esfuerzos, que van desde cada uno de los aspirantes que creyeron en los alcances y objetivos del Seminario: se inscribieron para participar en él, aspirantes de todos los estados, desde Baja California a Yucatán, es decir a lo largo y ancho del país.

En este esfuerzo hubo también una gran participación de Instituciones, funcionarios, un gran equipo de colaboradores entre los que contamos pedagogos, sociólogos, psicólogos, diseñadores web, diseñadores gráficos, ajedrecistas especializados en temas de educación y computadoras, ilustradores, programadores, técnicos de audio, escenógrafos y administradores. Todos ellos han creído en el proyecto y lo han impulsado. No puedo dejar de mencionar de manera muy destacada a los expertos y especialistas Internacionales que estuvieron presentes cada día con un ánimo extraordinario, transmitiendo su experiencia y conocimiento a cada grupo.

El reto fue muy grande. Dos equipos de expertos de países iberoamericanos se confrontaron en distintos recintos y frente a públicos muy diferentes: jóvenes universitarios, maestros en educación básica en activo, profesores jubilados y ajedrecistas… Tuvieron que adaptar su discurso a las distintas facetas de cada uno de estos públicos, y lo lograron.

HIQUINGARI 4

  1. ¿Cómo ocurre que un experto como usted, en el arte y en la cultura, desembarca en el ajedrez?

Sin duda el ajedrez es parte de la cultura y el arte, como es parte de la educación y el desarrollo intelectual. Yo soy un privilegiado: tuve la enorme fortuna que mi padre, que fue siempre un amante del ajedrez, me enseñara a jugarlo desde que yo era muy pequeño; y no solamente me enseñó, también me inscribió en uno de los principales clubes de ese tiempo y me llevó a los torneos. Siempre me acompañó en mis primeros años de formación ajedrecística. Esto es algo de lo que día a día le estaré agradecido. Puedo decir que el ajedrez me acompaña y me ha acompañado incesantemente, pero no me refiero necesariamente a un tablero con sus piezas, sino más que nada a la visión táctica y estratégica de los problemas y los proyectos, en el análisis completo de cada situación y sus distintas variantes, en cada proceso analítico, algo que me permite valorar los retos y me ayuda a tratar de encontrar las mejores decisiones. Convencido de esto, mal haría en no esforzarme al máximo para lograr que el ajedrez llegue al mayor número posible de niños y niñas; mal haría en no luchar para que cada día más personas se convenzan de las bondades y valores del ajedrez. Yo no hago un distingo entre arte, cultura y ajedrez, son expresiones complementarias de un mismo proceso, son la manera en la que el hombre trasciende y alcanza su máxima estatura.

presentación

  1. ¿Por qué la gran iniciativa del Seminario, cuál es el fin último de este proyecto?

Recién estamos en el comienzo, que es la formación de profesores. Pero tenemos claro que el fin superior es aportar capacidades para constituir mejores sociedades, interviniendo en la comunidad y respaldando a través del ajedrez a los niños aunque de manera muy especial a los de menores recursos económicos; queremos llegar a niños y jóvenes que reciban herramientas para mejorar su nivel académico, y desarrollen habilidades cognitivas y creativas que les permitan generar nuevas y mejores condiciones de vida, apoyándoles en la convivencia y mostrándoles a través del desarrollo personal, como contribuir de la mejor manera a su comunidad.

  1. He tenido la oportunidad de escucharle en México y de compartir conversaciones con usted, y me constan sus inquietudes sociales. ¿Puede contribuir el ajedrez a solucionar problemas sociales, en su país y en cualquier otro? ¿Está usted de acuerdo en que se puede hablar de un “ajedrez social”?

Mire Juan Antonio, a lo largo de mi vida he mantenido un compromiso social que me ha llevado a transitarla por distintos caminos y en ese mismo sentido lo he hecho a través de mi relación con el arte y la cultura. Estoy convencido de que es la única manera en que debería transitar cualquier actividad humana, beneficiando el entorno y el interés social, beneficiando siempre a las mayorías; no creo en actividades o acciones que no tengan como primer favorecido al ser humano, a la comunidad y, eso sucede con el ajedrez. Todo ello adquiere un matiz muy claro en países latinoamericanos, y en particular en algunos en donde se asiste a un resquebrajamiento del tejido social cada vez más importante. En estos casos el ajedrez, como una herramienta de inclusión social, puede llegar a jugar un papel insospechado, y altamente positivo.

  1. Desde fuera, y gracias sobre todo a vuestras iniciativas, se percibe que México está abanderando grandes proyectos educativos relacionados con el ajedrez. ¿Sois conscientes de que estáis despertando interés y expectación en todo el mundo por lo que estáis haciendo?

Creo que en todo el mundo las organizaciones sociales, los individuos y las instancias más comprometidas, están dando una enorme batalla al demandar sociedades más justas y equitativas, enalteciendo la búsqueda de un futuro más justo y luminoso para todos. Nuestro objetivo es aportar desde el ámbito del ajedrez el mejor esfuerzo, y para que de la mano con otras voluntades sumemos en favor de esto. Por ello lo que usted afirma en su pregunta nos infunde mayor energía y deseos de continuar, nos reafirma la idea de que seguramente vamos por buen camino.

El Curso Presencial de octubre desató grandes expectativas: para el 2015, estamos planeando ampliar la cantidad de profesores certificados a 10 mil, y llevarlo a cabo en siete distintas ciudades, para ampliar la cobertura geográfica: Guadalajara, Mérida, Pue- bla, Cuernavaca, Morelia, Querétaro y nuevamente a Ciudad de México, son las candidatas.

  1. Usted trabaja en el ajedrez desde el ámbito privado, fuera de las instituciones federativas oficiales, y con una relación privilegiada con alguien tan grande y tan importante para el ajedrez como Kasparov, recientemente desbancado en la lucha por dirigir la FIDE. ¿Cómo ve, desde esta óptica, el futuro del ajedrez, a todos los niveles?

Efectivamente Garry Kasparov es un gigante en el mundo del ajedrez y me congratulo de impulsar con él un sueño compartido, promoviendo un proyecto titánico que vincula el ajedrez a la educación y al desarrollo social, a través de acciones que innoven mecanismos e intervengan de manera directa en el mejoramiento de la educación y las condiciones de vida de los niños en Iberoamérica.

El ajedrez es patrimonio de la humanidad, por tratarse de una actividad inherente a la cultura humana, habiendo acompañado al hombre por siglos. Y es a lo largo de todos estos años, que el ajedrez ha demostrado sus capacidades y potencialidades en el perfeccionamiento de fortalezas únicas en aquellos que lo practican, siempre vinculado al desarrollo de capacidades intelectuales y cerebrales; sólo por esto, tendría que ser considerado seriamente desde los gobiernos y las autoridades que tienen relación con los temas y las políticas educativas, como una actividad que debiera incorporarse con toda seriedad a los proceso formativos más amplios y de mayores alcances.

De ahí que me parezcan profundamente mezquinas las guerras intestinas y de interés personal que se dan en torno al ajedrez: la FIDE tendría que ser un medio facilitador para todos los esfuerzos que pretenden que el ajedrez alcance a tocar con su eficacia a los millones de niños que viven y crecen en todo el Planeta.

 

 

 

 

 

Las ponencias de Esteban Jaureguizar y Marina Rizzo

Ajedrez en el aula. Entre el juego y la

experiencia pedagógica

 Esteban Jaureguizar

 El ajedrez es, ante todo, un juego. Y como demostró Johan Huizinga en su obra maestra Homo ludens los juegos preceden a la cultura y son su causa. En los juegos el ser humano imagina otros mundos y otras relaciones sociales.

La obra de Graciela Scheines y su obra Juegos inocentes, juegos terribles es de gran utilidad para entender la naturaleza del juego. (http://www.efdeportes.com/efd14/juegos.htm).

Jugar es crear un vacío en la realidad, “hacer un agujero”, y se juega yendo del caos al orden. En el juego no existen ni el tiempo ni el espacio reales, y jugando se “desarticula el orden del mundo”.

Con los juegos, niños y adultos desarrollan, de acuerdo con Jean Piaget, procesos de asimilación y acomodación. Al desempeñar distintos roles en los juegos el niño aprende a ubicarse en el mundo imaginario, pero también en el mundo real.

Y los juegos complejos como el ajedrez, favorecen el desarrollo de funciones cognitivas básicas, como la memoria, la atención y la percepción.

El papel del docente debe ser el de promover este espíritu lúdico que debe abarcar también al propio juego de ajedrez.

Los alumnos pasan, el maestro permanece y por ello es él el que debe cuidar que las experiencias colectivas en el aula se recuperen en una teoría acumulable.

Los docentes deben estar alertas de los obstáculos para la enseñanza del ajedrez a niños de preescolar. Éstos son: la escolarización o academización, y poner atención sólo en el juego como una materia más que debe ser acreditada por el alumno.

La deportivización. Sabemos que el ajedrez es un deporte, pero en la enseñanza a niños pequeños debe hacerse énfasis en el aspecto lúdico del ajedrez y no tanto en el aspecto de la competencia, pues la experiencia ha demostrado que de no cuidar este aspecto se puede provocar frustración y con ello el alejamiento de niño.

Se mostraron y explicaron diversas estrategias para la enseñanza del juego: desde rompecabezas, elaboración de piezas y diversos juegos que se pueden realizar en el tablero y con las piezas.

 

 

 

Ajedrez para la vida

 

Marina Rizzo

 He dedicado mi vida al ajedrez desde los cinco años. Primero en la competencia y luego a la educación y el emprendimiento educativo. Empezamos con niños de preescolar y primaria y ahora también trabajamos con empresas.

El ajedrez es un gran maestro pero hoy los invitaré a verlo desde otro paradigma.

Me apasiona el ajedrez para la vida, y cómo el juego nos puede ayudar a ser mejores personas, a estar en el mundo de otra manera y a hacer que las cosas sucedan. Ése es el ajedrez del que hablaremos hoy.

El mundo actual puede asustarnos. Si dejo de mirar el tablero y veo el planeta no puedo dejar de distinguir los muchos problemas: la pobreza, los conflictos sociales y políticos. Y con todo lo que está pasando en el mundo, ¿qué puedo hacer en una clase de ajedrez? ¿De qué manera puedo aportar a los niños, a los jóvenes, en un mundo en el que cada cinco años hay cambios disruptivos, que nos invitan a ver el mundo de otra manera.

¿Cómo podré educar a los niños si no puedo visualizar al mundo dentro de algunos años, si no sé lo que pasará en 20 años. ¿Qué les enseño?

El ajedrez me enseñó a ponerme en un lugar de hacer que las cosas sucedan; de ubicarme en un lugar, como una pieza, desde donde veo todo el tablero como un sistema. Por eso los invito a ubicarse de esta manera cuando están frente a los niños.

Hoy vivimos en un mundo en el cual no hay ninguna mirada que cuide al ser humano y que el tiempo me apura, que tengo que hacer las cosas a mil por hora porque si no no llego. ¿A dónde quiero llegar?

Para hacer la vida más significativa tenemos que inspirarnos en los grandes líderes y darlos a conocer a los niños. ¿Qué hicieron estos grandes líderes?

Tienen un secreto. Sacan el foco de sí mismos para ponerlo afuera, en la necesidad, porque ha detectado un enorme sufrimiento, una anomalía, un quiebre en la sociedad. Y a partir de ahí, dicen, quiero hacer algo, no quiero seguir jugando al ajedrez, insensible de lo que sucede a mi alrededor.

Yo quiero hacer algo desde mis clases, frente a los chicos que tienen hambre, que están creciendo en un ambiente de violencia y drogas. ¿Qué puedo hacer para cambiar eso?

Estos líderes también nos enseñan a buscar el equilibrio entre dos dimensiones muy lindas. Leonardo Boff, el pensador brasileño, dice que todos tenemos dos dimensiones: una dimensión gallina y otra águila. La primera nos hace poner el foco en cada casilla, en cada día, en cada paso. Pero no debemos perder de vista la dimensión águila. Estamos en un mismo planeta; que lo cada uno hace cuenta para el resto, no es indiferente.

De esa manera puede enseñar a los chicos que no da lo mismo que una pieza vaya a cualquier lado porque a lo mejor puede ser tomada por una pieza contraria; tampoco puedo descuidar una diagonal porque a lo mejor mi rey recibe mate.

Más que preguntarme cómo voy a enseñar ajedrez, el enfoque, con qué herramientas didácticas, es muy importante preguntarse por qué quiero enseñar ajedrez. ¿Por qué creo que enseñar ajedrez puede ser significativo para mí y para los demás.

Imaginen que la próxima semana reciben una herencia y se vuelven millonarios. ¿Seguirían enseñando ajedrez? Si lo hacen significaría que han encontrado ese profundo por qué, esa profunda esencia. Y serán coherentes con lo que piensan y dicen y hacen. Y ése es el corazón de la educación. El niño no aprende lo que le decimos, aprende la coherencia del docente, que encarna lo que cree.

Ahora bien. ¿Qué ajedrez voy a enseñar? ¿El que consiste en enfrentarse al otro, en tratar de ganarle en una confrontación y guerra? ¿O tal vez le puedo enseñar otro paradigma? Un ajedrez para la paz.

Es un juego en el que las blancas y las negras no son rivales. Las blancas y las negras, en las profundas filosofías orientales, son también las fuerzas del ying y el yang, los opuestos que se complementan, que son absolutamente necesarios para que la vida continue: lo femenino y lo masculino; la vida y la muerte; el día y la noche. Eso es lo que nos muestra el ajedrez.

Así, con este nuevo paradigma las cosas cambian. Es fundamental que ustedes se pregunten ¿cabe en mis creencias que el ajedrez me está enseñando eso? ¿La real sabiduría está en trascender esa aparente dualidad, confrontación y oposición para enseñar algo valioso?

Piensen por un momento. Pongan en duda el ajedrez para la guerra y encontrarán muchísimas respuesta y herramientas didácticas para dárselas a sus alumnos.

Tal vez los movimientos de las piezas se transformen en abrir nuevas posibilidades para mí y para el resto. ¿Qué significan los movimientos de las piezas en un equipo de alto desempeño? Que una pieza mueve y puede abrir o cerrar diversas posibilidades.

¿Qué significa concentrarse en el tablero? Si lo circunscribo a las 64 casillas me puedo convertir en un campeón del ajedrez. Pero si vamos a la vida les puedo enseñar a mis alumnos a meditar y relajarse profundamente antes de la clase, y la calidad del aprendizaje cambiará notablemente. Las técnicas de meditación han demostrado su utilidad para concentrarse en el presente, conectarse con la respiración, encontrar un equilibrio entre los tres cerebros.

A nuestros chicos les enseñamos lo que llamo “competencias genéricas”; diversas habilidades. Como si fuera una cajita de herramientas o un botiquín que se lleva para toda la vida… cuando se ponen nerviosos, cuando están enojados… tendrán las herramientas para que encuentren esa pausa y volver a equilibrarse.

Es muy importante enseñarles a dialogar con las piezas. A darle vida a las piezas. Cuanto más chico es un niño verá cosas que nosotros los adultos no vemos. Si ustedes hacen dialogar a las piezas con las cosas que les están pasando a los niños, pero como eso les pasa a las piezas los niños lo entienden mejor.

Yo fui educada así respecto al ajedrez. Sólo cabeza, intelecto, cálculo, lógica… y el sentir, la emoción ¿dónde queda? Cuando logramos alinear la lógica y el corazón pasan otras cosas.

El lenguaje es muy importante y debemos cuidar lo que decimos a los chicos. El lenguaje no es inocente. Debemos eliminar expresiones como “tú vas a jugar contra tal..” Pero no, no vas a jugar contra, vas a jugar con… porque es un juego. Y es importante el encuentro, y ano será un rival, sino un compañero de juego, sin el cual no puedo hacer nada.

Con esta nueva mirada a la enseñanza del ajedrez encontrarán muchos conceptos que podemos modificar.

Por ejemplo, el sacrificio de una pieza, sabemos que es algo que se hace para lograr un ataque definitivo. Pero en la vida sacrificar tiene otros sentido. Por ello debemos enseñar a los niños la habilidad para asumir riesgos.

Cuando los niños están en el jardín están felices, porque todo es juego, pero cuando pasan a la primaria la cosa cambia: el sistema de calificación, esto está bien, esto está mal, esto hay que hacerlo de esta manera porque si no te pongo una mala nota. El sistema se va rigidizando. Los niños tienen medio a probar, a equivocarse, al error, porque tendrán una mala nota. Todo ello empieza a matar la creatividad, la disposición de adoptar riesgo, el espíritu de “no importa qué pase, pero me arriesgo a hacerlo”.

Y el ganar y el perder. Puede pasar a ser una victoria personal. Teníamos un alumno que se enojaba y lloraba si perdía, a cualquier cosa, no sólo al ajedrez. Se enojaba muchísimo. Pero ahí las neurociencias nos pueden ayudar, pues sabemos que tenemos tres cerebros. El reptílico —el primero que creó la evolución—, luego el límbico o emocional y luego el neocórtex, el último que se creó hace 200 millones de años. ¿Qué pasa cuando nos enojamos tanto? Se bloquea el neocórtex y estamos totalmente incapacitados para dar una respuesta racional, porque estaos obnubilados. ¿Qué tal si brindamos a nuestros niños una herramienta para que vuelva a conectar con el neocórtex? Y si ese niño lo logra, imagínense qué victoria para él, porque es un logro para toda la vida.